Ahorra y reserva agua para nosotros y los otros

Sigue estos consejos prácticos para preservar el agua de modo eficaz

Posteado por: Karina Lerner Heilbraun , 23/02/2017

Utilizar el agua, un recurso tan preciado como escaso, con solidaridad y responsabilidad, es hoy más que nunca un deber. Todos sabemos las dificultades que nuestro país atraviesa a raíz de los huaycos, porque solemos darnos cuenta de las desgracias cuando estas tocan a nuestras puertas en forma de volante avisando el corte del servicio de agua. Pero, estimadas y estimados lectores, ¿sabían acaso cuán afortunados y privilegiados son de contar en sus casas con agua potable? En el mundo se estima, según un estudio del 2014 de WHO/UNICEF, que al menos 1.8 billones de personas toman agua infectada con materia fecal. En el Perú, la desigualdad no sólo se expresa en bandas salariales, género, educación, salud, viviendas, entre otros, sino también en el acceso al agua. Por ejemplo, los hogares del área rural y de la selva presentan los menores porcentajes de acceso al agua proveniente por red pública. En el Perú, entre 7 y 8 millones de personas no tienen agua potable, de las cuales, 1.5 millones se ubican en Lima. Las personas que carecen de conexión domiciliaria se abastecen a través de camiones cisternas que venden el agua a un precio mucho mayor. Sin embargo, el resto lo utilizamos con muy poca o ninguna consciencia. Según cifras de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS), el ente regulador del agua potable, el consumo de agua por distritos ubica a San Isidro como el distrito que más agua consume, con 447.5 litros de agua al día por persona, le sigue Miraflores con 395.2 y La Molina con 258.8. A mitad de tabla, San Luis con 181.5, Breña 176.1 y La Victoria 168.9. Los Distritos que menos litros de agua consumen al día por personas son Cieneguilla con 40.4, Pachacamac con 36.1 y finalmente Lurigancho Chosica 15.2.

Es hora de que todos y todas seamos solidarios y responsables con la utilización de este recurso. Para ello, les ofrezco algunos consejos que nos permitirán ahorrar y reservar agua para nosotros y los otros.

  1. Cuando nos lavemos los dientes, cerremos el caño. Esto ayuda a ahorrar 6 litros de agua por minuto. Lo mismo al lavarnos las manos y el pelo.

  2. Tomen UNA ducha rápida al día, sí compatriotas, a pesar del calor. Cuando nos bañamos podemos utilizar entre 6.45 litros de agua por minuto. Lleven un cronómetro o el reloj del celular cuando vayan a bañarse y rétense a ustedes mismos. Propónganse que sus baños duren cada vez menos. Por favor, no tomen tinas, sobre todo estos meses, el hacerlo significa al menos 100 litros de agua utilizados. Si tienen niños pequeños, báñenlos juntos.

  3. Debido al racionamiento de agua que estamos experimentando, acumulemos algo de agua en recipientes transparentes y con tapa para que no estemos desprevenidos cuando ocurran.

  4. Cuando se afeiten, no lo hagan en la ducha. En vez, utilicen el lavatorio y empocen un poco de agua. Así, al limpiar la rasuradora no tendrán que hacerlo del grifo, sino podrán enjuagarla en el agua que han reservado previamente.

  5. Cuando abran los caños, mientras esperan que salga el agua caliente, tengan un envase a la mano para que puedan recolectar el agua fría y no se desperdicie. Luego, con ella pueden regar las plantas o ponerla en el tanque de los inodoros.

  6. Revisen sus cañerías para verificar si hay fugas. Si las encuentran, arréglenlas inmediatamente.

  7. No lavemos ropa muy seguido. Aprendamos a colgar las toallas luego de usarlas y reutilicémoslas lo más posible. Tampoco es necesario que nos cambiemos diariamente de pijamas, pantalones o faldas.

  8. Cuando laven los servicios, asegúrense de botar antes los restos de comida en el basurero y jamás tiren aceite de cocina por el lavadero, esto atora los caños y daña las tuberías.

  9. No utilicen una manguera para limpiar las aceras, no están hidratando nada, en vez, usen una escoba.

  10. Tomen agua. Las bebidas, jugos envasados, etc. utilizan mucha agua para producirse. Así que conserven agua, tomándola. Por favor, sólo sírvanse lo que van a tomar. Si les sobró, no la tiren, al menos úsenla para regar las plantas. Además, no tienen que lavar los vasos cada vez que toman agua. Guarde el que usó y lo lava al final del día.

  11. Cuando hiervan fideos (sin aceite y sin sal), no boten el agua. En vez, pónganlo en un envase y dejen que enfríe. Luego, con esa misma agua pueden regar las plantas.

Tratemos los recursos naturales, que son finitos y escasos, como si de eso dependiese nuestras vidas, porque estimados lectores y lectoras, de eso depende.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Karina Lerner HeilbraunKarina Lerner Heilbraun

Karina Lerner Heilbraun

Consultora en RSE

Es docente de Desarrollo y Responsabilidad Social en la Pontificia Universidad Católica del Perú y consultora en Lerner & Lerner. Ha laborado en Profuturo AFP como jefa del área de Responsabilidad Social Empresarial. Cuenta con un máster en gobernabilidad y gestión pública.

Comentarios