Aprende a diferenciar los tipos de comisiones "por flujo" y "por saldo"

Te explicamos detalladamente los tipos de comisiones por administrar tus fondos

Posteado por: José García Puntriano , 24/02/2017

La comisión que se paga a las AFP por el servicio de administración de los fondos de pensiones puede calcularse de dos formas distintas, por flujo o por saldo. Cada una de estas formas no solamente tiene un porcentaje distinto de cobro sino que se calcula sobre bases distintas y tiene efectos diferenciados sobre el ahorro para la pensión.

Veamos ambos casos con mayor detalle, empezando por el caso de la comisión sobre flujo, también llamada comisión sobre remuneración. Esta se compone de un porcentaje que se aplica sobre la remuneración bruta declarada en cada oportunidad de aporte. Para el mes de febrero de 2017 la comisión por flujo promedio del Sistema Privado de Pensiones peruano fue de 1.578%. (Fuente: SBS)

Veamos un ejemplo que ayudará a explicar con mayor claridad cómo se aplica este tipo de comisión: un afiliado percibió durante el mes de febrero de 2017 la remuneración de S/ 1,000, en base a este monto se efectuarán los aportes al Sistema Privado de Pensiones:

  • 10% de dicha remuneración, es decir S/ 100, se abonarán a su cuenta de ahorros para la pensión, en la cual mes a mes se acumulan sus aportes y se agrega diariamente la rentabilidad que dichos aportes obtengan por la inversión en los mercados de capitales. Esta cuenta de ahorros para la pensión es la que irá formando el fondo a partir del cual se pagará la pensión llegado el momento de la jubilación.

  • 1.578% de dicha remuneración corresponderá a la comisión por flujo que se paga a la AFP por el servicio de administrar los ahorros para la pensión. En el caso del ejemplo, serán S/ 15.78. Es importante notar que este pago se efectúa para que los S/ 100 aportados sean administrados desde el momento del aporte hasta el momento del retiro de los fondos. Si el afiliado del ejemplo tiene 25 años, su aporte será administrado durante 40 años (en el caso que el afiliado se jubile y retire su fondo a los 65 años), es decir, el afiliado pagó por única vez S/ 15.78 y si sus aportes se quedan 40 años, habrá pagado el equivalente a S/ 0.39 por año o 0.39% de su aporte.

  • 1.36% de dicha remuneración, es decir S/ 13.60 serán aportados para adquirir, al consorcio de compañías de seguros que cubren los riesgos previsionales, un seguro que cubra al afiliado antes los riesgos de invalidez, fallecimiento y gastos de sepelio.

En el ejemplo que acabamos de ver, la comisión por flujo se aplica sobre el sueldo o remuneración que tenga el afiliado, se paga de forma separada de los ahorros para la pensión, se paga en cada oportunidad que se efectúa un aporte pero este pago cubre la administración de dicho aporte por todo el tiempo que transcurra hasta el momento de su retiro. Si no se aporta en un mes determinado o se deja de aportar por algún tiempo o definitivamente, ya no se estará pagando comisión a la AFP, sin embargo esta continuará administrando los aportes hasta el momento de su retiro sin efectuar nuevos cobros.

Veamos ahora el otro caso, el de la comisión por saldo. Este es un pago mensual que se efectúa relacionado al saldo o monto acumulado que tenga el fondo de pensiones del afiliado al cierre de cada mes. A diferencia del caso de la comisión por flujo, no se toma en cuenta la remuneración que tenga el afiliado sino el importe que haya acumulado en su cuenta de ahorros para la pensión. Sigamos con el ejemplo del afiliado que percibe un sueldo de S/1,000 y digamos que a febrero de 2017 tenía un saldo afecto acumulado en su fondo de pensiones de S/ 15,000. La comisión por saldo promedio del Sistema Privado de Pensiones en febrero de 2017 fue de 1.225% (Fuente: SBS), esta tasa se representa en términos anuales, es decir su equivalente mensual sería 0.102%. Como el afiliado de nuestro ejemplo cuenta al cierre de febrero de 2017 con un fondo de pensiones afecto acumulado de S/15,000 entonces la comisión que pagará será el 0.102% de S/ 15,000 es decir pagará S/ 15.23 por comisión de administración de su fondo de pensiones. Por su parte los aportes que efectuará serán los S/ 100 para su cuenta de ahorros pensional y los S/ 13.60 para comprar su seguro de invalidez, sobrevivencia y sepelio, ya no aportará para comisión sino que esta será cargada al cierre de cada mes a su fondo de pensiones, independientemente de si aporta o ha dejado de hacerlo.

Nótese que en el caso de la comisión por saldo, el aporte que efectúa el afiliado incluye solamente el 10% para su fondo de pensiones y el 1.36% para el seguro, ya que la comisión para la AFP no se aporta sino que esta se carga al fondo de pensiones, es decir, en el caso de la comisión por saldo el afiliado tiene menos descuento en su boleta de pago y más dinero disponible, por lo tanto, para consumir en el presente que en el caso de la comisión por remuneración. Pero también es importante tener en cuenta que ese mayor consumo presente representa también un menor ahorro para la pensión y una menor pensión futura por lo tanto.

Un par de temas adicionales a mencionar son el «periodo de transición» y el «saldo afecto». Todos los nuevos afiliados que desde junio de 2013 ingresan al Sistema Privado de Pensiones y aquellos que en su oportunidad no manifestaron su voluntad de permanecer en el esquema de comisión por flujo pagarán durante diez años, desde junio de 2013, un esquema de comisión mixta, en el que pagarán comisión por flujo por la remuneración que tengan en cada aporte y además pagarán comisión por el saldo afecto que tengan. De acuerdo a un cronograma ya establecido, el componente por flujo se irá progresivamente reduciendo hasta llegar a cero y quedar únicamente el componente por saldo; a este periodo de comisión mixta se refiere el periodo de transición. El otro tema es el de «saldo afecto» y está relacionado con la existencia de dos subcuentas del fondo de pensiones, la parte que corresponde a los aportes que se efectuaron hasta junio de 2013 bajo el esquema de comisión por flujo y por los cuales ya se pagó por su administración, y la parte que corresponde a los nuevos aportes que se efectúan bajo el concepto de comisión por saldo, estos nuevos aportes y su rentabilidad constituyen el saldo afecto y es sobre el cual se cargan las comisiones por saldo.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

José García PuntrianoJosé García Puntriano

José García Puntriano

Especialista en Mercados de Capitales y AFP

Experto en inversiones y sistemas de pensiones, tema por el que ha sido diplomado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Es autor del libro "Más y Mejores Pensiones", en el que propone una reforma integral del sistema previsional peruano. José tiene una amplia trayectoria profesional en finanzas, gestión de portafolios y mercados de capitales. Es docente universitario, conferencista y escritor de artículos en revistas financieras. Cuenta con maestrías en dirección de empresas por la Universidad de Madrid y por la UPC, es economista por la Universidad de Lima y ha realizado estudios de especialización y seminarios en prestigiosas instituciones financieras en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia y Holanda.

Comentarios