Cómo enseñarle a los niños y niñas a ser responsables con el ambiente

El ejemplo viene de casa... ¡Hagámoslo juntos!

Posteado por: Karina Lerner Heilbraun , 18/07/2016

A pesar que son hoy los niños y niñas los que nos enseñan a nosotros, los adultos, a ser responsables con nuestro entorno y con los impactos que ocasionamos en lo cotidiano, les ofrezco algunos tips fáciles de implementar para reforzar en nuestros pequeños la importancia de gestionar los recursos finitos de manera sostenible. No sin antes recordarles, queridas y queridos lectores, que es a través de las acciones y no de los discursos que se da el verdadero ejemplo, así que para enseñarles a ser ciudadanos responsables debemos serlo primero nosotros:

  1. Las bolsas de plástico son increíblemente contaminantes y costosas. Les propongo que compremos para cada uno de nuestros niños una bolsa reusable bonita con la que puedan acompañarnos a hacer las compras. Adicionalmente a ello, cuando preparen las loncheras de los chicos eviten empacar la comida en bolsas plásticas o mandar servilletas de papel. Más bien utilicen envases reusables y servilletas de tela.

  2. Si pueden lavarse las manos por sí mismos, entonces son lo suficientemente mayores como para aprender a ahorrar el agua. Enséñenles a cerrar los caños mientras se cepillan los dientes, cuando se laven las manos que sólo utilicen un hilo de agua y no un caudal enorme y cuando son lo suficientemente mayores hacer la transición de la tina a la ducha como un proceso natural.

  3. Que reciclar sea algo divertido. A los niños les gusta naturalmente jugar con cajitas, botellas, tapas, etc. Aprovechen esa curiosidad natural para mostrarles la diferencia entre los distintos envases y dónde debe ir cada uno. Inclusive, varias de las cosas que los grandes desechamos pueden resultar muy útiles para luego hacer proyectos de arte con los chicos.

  4. Pongan una señal de apagar la luz junto a los interruptores de los espacios que suelen utilizar los niños (por ejemplo; el baño, su dormitorio, etc). La señal pueden hacerla juntos.

  5. Regalen experiencias en vez de juguetes. Parece complicado, pero la verdad los niños recuerdan mucho más un campamento, un paseo al río, un picnic especial que un juguete más que amontonarán junto a otros.

  6. Compartan tiempo en actividades que los pongan en contacto con la naturaleza. Es gratis, es divertido y ayuda a la mente y el cuerpo. Aléjenlos de los aparatos electrónicos y los juguetes y acérquenlos a los árboles, los ríos, la playa, etc. Acompáñenlos a perseguir hormigas, ver bichitos y conocer la belleza de las flores.

  7. Estamos acostumbrados a botar lo que está viejo o no nos sirve. Aprovechemos esa oportunidad para enseñarles a los niños a reutilizar cosas y a donar aquellas que no vayamos a usar.

  8. Enséñenles a amar a los animales. Pueden adoptar una mascota familiar (desde un perrito hasta un hámster), y que los niños la cuiden y sean responsables por ella. No pierdan la oportunidad de hablarles sobre los animales en peligro de extinción y el deber de todos y todas por conservar las distintas especies.

  9. Visiten Pinterest y busquen “más de 1000 ideas sobre sustainability Kids”. Encontrarán proyectos lindísimos para poner en práctica de manera divertida enseñándoles sobre sostenibilidad a los manera divertida enseñándoles sobre sostenibilidad a los más pequeños de la casa.

Háganlo divertido, que los niños se involucren en el proceso, léanles sobre el tema, y, sobre todo, papás y mamás, debemos empezar por nosotros porque no somos lo que decimos sino lo que hacemos. ¡Anímense! Les prometo que vale la pena trabajar en formar seres humanos mejores para el mundo.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Karina Lerner HeilbraunKarina Lerner Heilbraun

Karina Lerner Heilbraun

Consultora en RSE

Es docente de Desarrollo y Responsabilidad Social en la Pontificia Universidad Católica del Perú y consultora en Lerner & Lerner. Ha laborado en Profuturo AFP como jefa del área de Responsabilidad Social Empresarial. Cuenta con un máster en gobernabilidad y gestión pública.

Comentarios