Conoce cómo evitar la descompensación en diabéticos e hipertensos

Pon en práctica estos tips y evita el exceso de comidas y alcohol

Posteado por: Sara Abu-Sabbah Mitre , 21/01/2015

Como si estuviera escrito, cada año después de las celebraciones navideñas, los médicos de guardia esperan la llegada de pacientes indigestados, intoxicados o descompensados debido a los excesos de comida y/o alcohol ingeridos en esas fechas.

Es suficiente una cucharada de una comida mal conservada, o elaborada sin higiene para que quien la consuma sufra una intoxicación alimentaria. Por otro lado, el consumo en exceso de bebidas alcohólicas causa intoxicación alcohólica que puede llevar a una deshidratación y otros efectos nocivos que pueden poner en riesgo la vida de una persona.

Y si eres de los que sigue comiendo pese a estar satisfecho, una indigestión conseguirás. Ni que decir de las personas que padecen alguna enfermedad crónica como la diabetes o hipertensión arterial. Una cena desequilibrada puede descompensarlos terminando también en una emergencia de salud. Lo bueno es que todas estas consecuencias indeseables se pueden evitar.

Para evitar la indigestión:

  • Mastica bien los alimentos, come despacio, con la boca cerrada y no converses mientras mastica.

  • Toma pequeños bocados de alimento para facilitar la digestión y recuerda que este proceso empieza en la boca.

  • Asegúrate que la cantidad total del plato a servir sea similar a la cantidad que consumes en una cena regular, incluyendo el postre.

  • Ten cuidado con las mezclas, las grasas, cremas espesas y carnes como la del cerdo u otra con grasa que tardan más en digerir. Si la consumes combina con alimentos de fácil digestión como ensalada de vegetales y puré.

  • Evita combinar alimentos altos en grasas con chocolate de taza, ya que esta mezcla requiere más tiempo para la digestión.

  • No bebas mucho líquido durante las comidas, algunos profesionales sostienen que puede disminuir las secreciones digestivas.

Evita las bebidas gasificadas antes, durante y después de las comidas.

  • Incluye una buena porción de vegetales que aporten fibra porque estos facilitan la digestión.

  • No sometas el cuerpo a ningún esfuerzo físico luego de tener una comida copiosa. Recuerda que la digestión requiere de energía, y si agregas el ejercicio puede ser un sobre esfuerzo para tu sistema.

  • Luego de alimentarte no te acuestes de inmediato. Deja transcurrir al menos 2 horas.

Para evitar la intoxicación por alimentos:

  • Lave bien tus manos antes de manipular los alimentos o ingerirlos.

  • Si compras fuera de casa asegúrate que el establecimiento tenga alta rotación de clientes, que se encuentre limpio, organizado y que cuente con agua.

  • Observa si sus sistemas de conservación se encuentran fríos y que los alimentos se encuentren debidamente conservados. Consulta por la hora de elaboración y cuánto tiempo lleva expuesto.

  • Los alimentos a temperatura ambiente pueden mantenerse en buen estado hasta por 3 horas. Luego empiezan a descomponerse.

  • Si preparas en casa los alimentos, ten utensilios y tablas separadas para carnes y vegetales.

  • Para descongelar el pavo, hazlo a temperatura ambiente. No lo dejes remojando en agua, ya que esto facilita la proliferación de gérmenes.

  • Todo alimento con apariencia, olor o sabor extraño no debe ser ingerido.

Para evitar la intoxicación por alcohol:

  • Restringe su consumo a tomar un vaso o copa para el brindis para evitar los efectos del alcohol.

  • Recuerda que nuestro hígado sólo puede metabolizar 9 gramos de alcohol por hora, lo que equivale a una copa de vino, champagne o un vaso de cerveza aproximadamente.

Para evitar la descompensación del diabético y el hipertenso:

  • Recuerda que debes controlar el consumo de alimentos y bebidas con azúcares, almidones o alcohol (frutas deshidratadas, puré, arroces, panetón, chocolate, gaseosas, jugos, bebida con alcohol).

  • Es aconsejable incluir una porción grande de ensalada de vegetales con aliño de sal, limón y aceite o yogurt.

  • Con las carnes no hay tanto problema pero prefiera las que contienen poca grasa.

  • Debes elegir entre la guarnición (puré, arroz etc) y el postre. Salvo que optes por hacer uno de ellos apto para diabéticos. Por ejemplo, en lugar de puré de manzana prepare puré de yacón (agregarle zumo de limón o naranja para evitar el pardeamiento o coloración marrón). En caso del postre, si es chocolate de taza, utiliza leche descremada, no mantequilla y cambia el azúcar por un edulcorante natural.

  • El hipertenso debe evitar los aderezos o salsas ricas en sal o de sabor intenso, ya que suelen concentrar sodio. Evite los frutos secos con sal (maní, almendras etc.), que estén enlatados o empaquetados.

Finalmente recuerda que en la moderación está el secreto. La persona sana puede servirse de todo pero en cantidades pequeñas y debe además dejar de comer en cuanto se sienta satisfecho (incluso un poco antes).

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Sara Abu-Sabbah MitreSara Abu-Sabbah Mitre

Sara Abu-Sabbah Mitre

Especialista en Nutrición y Dietética

Formada en la UNIFE, cuenta con una maestría en Ciencias Básicas con mención en Bioquímica. Es docente de posgrado en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Brinda conferencias de carácter científico a nivel nacional. Es autora de artículos publicados en diversas revistas de interés. Como comunicadora, ha sido conductora del programa “Salud en RPP” durante siete años, el cual fue premiado como “Campeón de la Salud” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Actualmente, conduce el programa radial “Siempre en casa”.

Comentarios