Conoce la miopía previsional y cómo puede afectar tu futuro

Te explicamos a qué se debe que seas una de las personas que no puede proyectarse a un futuro distante

Posteado por: José García Puntriano , 16/05/2017

¿Qué es la miopía previsional?

En un ojo con funcionamiento correcto la luz del mundo exterior ingresa por la pupila para atravesar el cristalino, que es como un lente, el cual proyecta la luz ingresante hacia el fondo del ojo donde se encuentra la retina, que es como la pantalla en la cual las células fotoreceptoras transforman la luz en impulsos eléctricos que son llevados por el nervio óptico hacia el cerebro, el cual a su vez interpreta la luz recibida por el ojo transformándola en imagen.

Si el cristalino es muy curvo o si el ojo es muy alargado, en ambos casos la luz no llega a la retina sino que se queda un poco antes de esta, con lo cual las células fotoreceptoras no pueden captar la luz con claridad, enviando señales borrosas hacia el cerebro. A esta condición se le conoce como miopía. Cuanto más lejano es el objeto, más borrosa es la imagen que llega al cerebro.

Haciendo una analogía con esta condición del ojo, la rama de la psicología que estudia el comportamiento humano frente a las decisiones que se toman sobre el futuro, identificó que, de la misma forma que la miopía hace que cuanto más lejano sea el objeto más borroso se vea este, en el comportamiento humano cuánto más lejano es el futuro, este es percibido por el cerebro como más «borroso» o indefinido. A esta condición de no poder percibir con claridad el futuro lejano y no poder por lo tanto tomar decisiones adecuadas con respecto a este, se conoce como miopía del comportamiento.

Una de las decisiones más importantes que se toma con respecto al futuro lejano, es ahorrar para el largo plazo, y una de las principales formas de ahorrar para el largo plazo es el ahorro para la pensión. Sin embargo la disposición de ahorrar para la pensión puede estar siendo afectada por la presencia de miopía del comportamiento, específicamente por la «miopía previsional», la cual hace percibir la vejez propia como muy lejana o «borrosa», ocasionando que se minimicen las necesidades futuras y por lo tanto se minimice el ahorro para cubrir luego estas necesidades.

Diversos estudios han encontrado que cuanto más joven es la persona, mayor grado de miopía previsional tiende a presentar. Luego, cuando, alrededor de los 45 o 55 años logran percibir que la vejez es una realidad que se aproxima, lamentablemente en muchos casos ya es un poco tarde para iniciar la construcción de una pensión adecuada.

¿Cuáles pueden ser las causas de la miopía previsional?

Con la condición de miopía previsional se tiende a evitar o minimizar el ahorro para la pensión, para favorecer en cambio el consumo presente. Diversas razones influyen en este comportamiento, por ejemplo, el no saber cuánto vamos a vivir nos puede llevar al pensamiento de disfrutar al máximo ahora porque más adelante tal vez ya no estemos vivos. Otra razón bastante común es el tener hoy necesidades insatisfechas, lo cual nos lleva a buscar cubrirlas hoy con algún excedente que tengamos en vez de ahorrar para después, es decir gastar ahora y en el futuro «ya se verá que hacer» o «Dios proveerá». Otra posible causa de la miopía previsional puede ser el percibir al ahorro para la pensión como un descuento, un castigo o una pérdida, en vez de apreciarlo como un beneficio para nuestro propio futuro. Por otro lado, la exposición a los estilos de vida consumistas de las sociedades modernas, la publicidad y el fácil acceso al endeudamiento son factores que pueden también contribuir a la generación o el incremento de la miopía previsional.

Subestimar la edad que uno cree llegará a vivir es otra razón que alimenta la miopía previsional, las mejoras en la calidad de vida, alimentación y cuidado de la salud están prolongando cada vez más los periodos de vida, y es muy probable que la edad que uno piensa llegará a vivir esté por debajo de lo que realmente será. En el Perú la esperanza de vida al nacer se ha incrementado en casi 30 años durante las últimas décadas y se espera que para el año 2050 se incremente en 5 años más de vida con respecto al nivel actual. La proporción del número de adultos mayores como porcentaje de la población total ha aumentado en los últimos 20 años de 4% a 7% y aumentará a 16% en 2050, año en el que el número de adultos mayores en Perú superará los 6 millones de personas.

¿Cuál puede ser la principal consecuencia por padecer miopía previsional?

La principal consecuencia es no contar con una pensión que nos otorgue ingresos adecuados en la vejez por no haber previsto con anticipación, cuando nos encontrábamos en la etapa productiva, la importancia de ahorrar para velar por nuestro futuro.

Actualmente el ahorro previsional en el Perú es bajo, alrededor de 70% de la población económica activa permanece en la informalidad no ahorrando en algún sistema de pensiones, del 30% restante aproximadamente un tercio ha dejado de ahorrar o lo hace ocasionalmente, con lo cual se estima que para el año 2050 aproximadamente 80% de la población de adultos mayores no contará con una pensión adecuada si no se efectúan hoy reformas pensionales, laborales y de educación previsional.

¿Cómo se puede corregir o reducir la miopía previsional?

La miopía previsional es una condición que afecta a una gran parte de los seres humanos a nivel mundial indistintamente de su nacionalidad, afectando a algunos países en mayor o en menor medida. Por ello la gran mayoría de países en el mundo ha adoptado como política el ahorro forzoso o contribución obligatoria a un sistema de pensiones como medida para combatir la miopía previsional.

Sin embargo esta medida alcanza solamente a los trabajadores dependientes que figuran en planillas en empresas formales, lo cual deja fuera a importantes sectores de la población. Por ello muchos países han optado por establecer incentivos al ahorro voluntario con fines pensionales, entre ellos se encuentran los incentivos de beneficios tributarios y aquellos de «matching contributions» o contribuciones efectuadas por el Estado a las cuentas de ahorro para la pensión sujetas al aporte del ciudadano receptor del beneficio.

Sin bien estas medidas han ayudado a corregir parte del problema, aumentando los niveles de ahorro para la pensión en los países donde han sido aplicadas, la participación del individuo sigue siendo crucial, con lo cual la medida más efectiva para combatir la miopía previsional es la toma de conciencia por parte del mismo individuo de la necesidad de ahorrar para el futuro.

En un experimento realizado por científicos de Microsoft y las universidades Stanford y Northwestern se consultó a un grupo de individuos jóvenes acerca de cuánto estarían dispuestos a separar de sus ingresos para ahorrar para la etapa de vejez, previamente les habían sido mostradas fotografías actuales de ellos mismos. A otro grupo de individuos de edad similar se les hizo la misma pregunta, mostrándoles sin embargo fotografías de ellos mismos convertidos en ancianos logradas mediante un software de transformación de rostros.

Los resultados del experimento mostraron una notable diferencia entre la propensión a ahorrar para la pensión de ambos grupos. Quienes pudieron visualizarse a sí mismos como ancianos mostraron una disposición a ahorrar más del doble que la mostrada por el grupo que solamente observó sus fotografías actuales. El poder visualizarse como ancianos los ayudó a tomar conciencia de forma más concreta que un día llegarían a dicha etapa.

La toma de conciencia es lo más importante que puede hacer uno para corregir la miopía previsional. Tu futuro depende de ti, ahorrar voluntariamente de forma suficiente y sistemática para tu pensión es darte una ayuda a ti mismo convertido en adulto mayor. Tu yo anciano te necesita hoy.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

José García PuntrianoJosé García Puntriano

José García Puntriano

Especialista en Mercados de Capitales y AFP

Experto en inversiones y sistemas de pensiones, tema por el que ha sido diplomado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Es autor del libro "Más y Mejores Pensiones", en el que propone una reforma integral del sistema previsional peruano. José tiene una amplia trayectoria profesional en finanzas, gestión de portafolios y mercados de capitales. Es docente universitario, conferencista y escritor de artículos en revistas financieras. Cuenta con maestrías en dirección de empresas por la Universidad de Madrid y por la UPC, es economista por la Universidad de Lima y ha realizado estudios de especialización y seminarios en prestigiosas instituciones financieras en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia y Holanda.

Comentarios