¿Cuál será el monto de mi pensión en la AFP?

Te enseñamos los principales factores que determinan el monto de la pensión de jubilación en el sistema privado de pensiones

Posteado por: José García Puntriano , 13/07/2015

Mientras que en un sistema de reparto, como la ONP, el monto de las pensiones se establece mediante un dispositivo legal, en un sistema de capitalización individual como el de las AFP, el monto de las pensiones está directamente vinculado al ahorro que el afiliado efectúe a lo largo de su vida laboral.

Está diferencia entre ambos sistemas afecta directamente la forma como se financian las pensiones y, por lo tanto, su sostenibilidad financiera en el largo plazo.

Sistema de reparto

En un sistema de reparto, tipo la ONP, las pensiones de los jubilados de hoy se pagan con el dinero que aportan los afiliados de hoy. Es decir, el dinero que le descuentan en sus boletas de pago a cada trabajador afiliado a la ONP no va a una cuenta con su nombre propio, ni se guarda o se invierte para usarlo más adelante en pagarle su pensión. Este dinero se usa para pagar a los jubilados de hoy.

En el futuro, cuando los trabajadores de hoy afiliados a la ONP se jubilen, su pensión deberá ser pagada con los descuentos que les hagan en ese momento a los jóvenes trabajadores de ese futuro.

Estos esquemas de reparto funcionan bien siempre y cuando se mantenga la relación entre cantidad de jóvenes ingresando dinero al sistema y la cantidad de jubilados retirando dinero del sistema. Pero cuando disminuye el número de jóvenes que entregan dinero, entonces habrá menos recursos para pagar las pensiones de los jubilados. Lo mismo se da si aumenta el número de jubilados, pues habrá que repartir el dinero que ingresan los jóvenes entre un mayor número de jubilados.

Hoy en el Perú, por cada adulto mayor de 65 años hay alrededor de 9 personas jóvenes en edad de trabajar, dentro de 25 años habrá solamente 4 jóvenes por cada adulto mayor. Esto presenta un gran reto para financiar las pensiones futuras en un sistema de reparto tipo ONP: si hoy en día 9 jóvenes aportan 13% de su sueldo, en conjunto forman 1.17 sueldos, suficiente para pagar una pensión y un alguito más, pero si dentro de 25 años las tasa de aporte sigue siendo 13%, 4 jóvenes aportaran en conjunto 52% lo cual solo alcanzará para media pensión.

Esta situación no es exclusiva del Perú. Hay sociedades que ya están llegando hoy en día a estructuras demográficas como las que tendrá Perú en 25 años (es el caso de muchos países europeos, cuyos sistemas de pensiones de reparto enfrentan enormes déficits cada vez más desequilibrados, por ello no es de extrañar las reformas que vienen evaluando y aplicando estos países, que implican medidas como el incremento de las tasas de aporte (mayor descuento en las boletas), postergación de la edad de jubilación (la mayoría de estos países están cambiando a edades de 67 a 69 años para poder jubilarse, y se proyecta que la edad de jubilación continúe alargándose), disminución de beneficios (a la larga, menores pensiones), hasta reforma total del sistema.

Sistema de capitalización individual

En un sistema de capitalización individual, tipo las AFP, el dinero que es descontado en la boleta de un trabajador, se deposita en una cuenta individual con nombre propio para cada afiliado aportante. Ese dinero no es entregado a los pensionistas de hoy ni a nadie: ese dinero se queda a nombre de la persona que lo aportó y va alimentando su cuenta conforme se dan sus aportes mensuales. Así el afiliado va construyendo su propio fondo de ahorros que luego retirará en forma de pensión al momento de jubilarse. Mientras tanto ese dinero es invertido en más de 50 tipos distintos de instrumentos financieros de más de 200 emisores, denominados en más de 10 monedas y a plazos que van desde 1 día hasta 50 años. Es decir, los aportes se invierten en un portafolio altamente diversificado que busca minimizar el riesgo y maximizar la rentabilidad, que hace crecer las cuentas individuales de los afiliados. En los primeros 22 años de funcionamiento del sistema, los retornos obtenidos por los afiliados han sido de tal magnitud que aproximadamente la mitad de los más de cien mil millones de soles que conforman los fondos de pensiones ha sido obtenida mediante rentabilidad y la otra mitad mediante aportes de los afiliados.

Factores que determinan el monto de una pensión

¿Qué factores determinan entonces el monto de la pensión en un sistema de capitalización individual? En primer lugar los aportes que haga el afiliado. Cuanto más aportes haga, más dinero estará ingresando a su cuenta de ahorros para la jubilación. Es importante aportar todos los meses del año y si se ha dejado de hacer, tratar de volver a aportar lo más pronto posible. Dejar de aportar algunos meses significará ahorrar menos y, al final de la vida laboral, habrá menos dinero ahorrado para la pensión y una pensión más baja.

No sólo la frecuencia mensual de aportes (Densidad de cotización) es importante. También lo es el momento de empezar a ahorrar: cuanto más temprano en la vida empiece a ahorrar será mejor para usted, pues así realizará más aportes, se beneficiará aún más con la rentabilidad y en consecuencia ahorrará más en su cuenta individual.

La tasa de aporte, actualmente 10%, también es importante. Cuanto más alta sea, más ahorro se estará efectuando y por lo tanto mayor pensión se obtendrá. Si bien la tasa de 10% es establecida mediante ley, un afiliado previsor que desee gozar de una pensión mayor en el futuro puede realizar aportes adicionales a ese 10% utilizando la opción de aportes voluntarios, que no requieren monto mínimo ni periodicidad obligatoria y gozan de la misma rentabilidad que el resto de aportes obligatorios.

La rentabilidad es importantísima para el monto de la pensión, un punto adicional de rentabilidad durante un periodo laboral (40 años) puede significar una pensión hasta 30% mayor.

Si la comisión por administración del fondo es por remuneración, esta se pagará de forma separada a su aporte al fondo, incrementando el monto ahorrado respecto a la opción de pagar la comisión con dinero del fondo. Al momento de la jubilación se toman en cuenta factores como la edad y el sexo. A mayor edad de jubilación, mayor pensión, pues el fondo se repartirá entre menos años de acuerdo a la expectativa de vida. Lo mismo ocurre con el sexo: dado que las mujeres viven más años que los hombres, para ellas el fondo se reparte entre un mayor número de años.

La modalidad de pensión que elija el jubilado generará cálculos de pensión distintos. Hay básicamente dos grupos de modalidades: el retiro programado y las rentas vitalicias; En el retiro programado el dinero acumulado en el fondo continúa siendo de propiedad del afiliado, de sus beneficiarios y, de ser el caso, de sus herederos. Además seguirá siendo invertido en los mercados financieros y seguirá obteniendo rentabilidad. De este fondo se efectúan retiros mensuales en forma de pensión. En cambio, en las rentas vitalicias se pierde la propiedad sobre el fondo, por lo cual no genera herencia. Esta propiedad es entregada a una compañía de seguros a cambio de una pensión mensual mientras viva el jubilado y sus beneficiarios, y para sus hijos hasta que cumplan la mayoría de edad (o 28 años si se encuentran estudiando). El monto de la pensión en retiro programado generalmente es mayor que en rentas vitalicias al principio y menor luego de unos años.

Si el jubilado elije pensión con gratificaciones esta será proporcionalmente menor que aquella sin gratificaciones. Por otro lado, la tasa de descuento, ya sea de la AFP o de la Compañía de seguros que se utiliza para traer a valor presente los flujos futuros de pensiones, también afectará el cálculo: a mayor tasa mayor pensión. Adicionalmente, la existencia o no de beneficiarios (cónyuge, hijos) también ingresará al cálculo.

Según la modalidad elegida, otros factores también entrarán en consideración, como el tipo de cambio sol-dólar, el monto de provisión para gastos de sepelio, el número de años del periodo garantizado y el porcentaje diferido para la renta vitalicia.

Al final el monto de la pensión depende del fondo acumulado y de cómo se distribuye este en pensiones mensuales de acuerdo a las características personales y familiares del jubilado y de las opciones que elija el afiliado al momento de su jubilación. Dado que cada caso es distinto lo invito a estimar los montos de su pensión de manera personalizada en el siguiente link: http://planifica.profuturo.com.pe/planificaprofuturo/login.do

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

José García PuntrianoJosé García Puntriano

José García Puntriano

Especialista en Mercados de Capitales y AFP

Experto en inversiones y sistemas de pensiones, tema por el que ha sido diplomado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Es autor del libro "Más y Mejores Pensiones", en el que propone una reforma integral del sistema previsional peruano. José tiene una amplia trayectoria profesional en finanzas, gestión de portafolios y mercados de capitales. Es docente universitario, conferencista y escritor de artículos en revistas financieras. Cuenta con maestrías en dirección de empresas por la Universidad de Madrid y por la UPC, es economista por la Universidad de Lima y ha realizado estudios de especialización y seminarios en prestigiosas instituciones financieras en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia y Holanda.

Comentarios