Cuatro consejos para gestionar las fortalezas de tu equipo

Conoce cómo ayudarlos a detectar su potencial

Posteado por: Eduardo Freyre , 05/05/2016

Una de las características que más nos define como seres humanos es esa capacidad para detectar y modificar lo que no funciona bien de nuestra realidad, e incluso de nosotros mismos, a fin de que responda mejor a nuestras necesidades. Si bien esta capacidad ha sido positiva y funcional para nuestra especie, ya que nos ha permitido darle forma al mundo, también ha ido construyendo en nosotros un modelo mental que nos condiciona a enfocar toda nuestra atención en el error, en la oportunidad de mejora, en las debilidades, etcétera, por encima incluso de nuestra capacidad para detectar y desarrollar nuestras fortalezas y talentos.

Un radar para las fortalezas

Para entender este tema un poco mejor, reflexionemos sobre una escena típica en la relación padre-hijo. Ese momento Kodak en el que el hijo, en edad escolar, enseña la libreta de calificaciones a sus padres, quienes reaccionan sermoneándolo por haber salido desaprobado en matemática y deciden matricularlo en clases de refuerzo en dicha materia. En simultáneo, los padres pasan completamente por alto el hecho de que su hijo tiene, por ejemplo, notas sobresalientes en literatura e inglés. Estas fortalezas no son detectadas por el radar paternal; son prácticamente invisibles y, por tanto, no requieren gestión alguna.

Amplificando los talentos en el trabajo

En un contexto laboral, esta dinámica puede desarrollarse de una manera muy similar, cuando un líder solamente se concentra en cerrar las brechas en las áreas de mejora de los miembros de su equipo, sin contribuir a que éstos detecten y amplifiquen sus fortalezas. ¿Esto les suena familiar? Imaginamos que sí. Por ello, queremos compartir con ustedes algunas ideas y sugerencias del gurú del management, Marcus Buckingham, para lograr gestionar exitosamente las fortalezas de los miembros de nuestro equipo:

1. Entiende la individualidad de cada persona

Un líder debe ser capaz de entender que las personas no deben ser tratadas de manera estandarizada, ya que son seres únicos e irrepetibles, con habilidades diferentes. El trabajo del líder consiste en contribuir a que los miembros de su equipo comprendan y desarrollen estas habilidades.

2. Aprende a detectar sus talentos

Descubre cuáles son aquellas áreas en las que los miembros de tu equipo aprenden o fluyen con mayor facilidad, o en las que logran buenos resultados con un alto grado de motivación y satisfacción, ya que lo más probable es que también sean sus áreas fuertes.

3. Toma en cuenta sus debilidades, pero enfócate en sus fortalezas

Un líder exitoso entiende que existen factores que determinan el grado y la velocidad en la que una persona puede lograr un cambio. Estos límites están determinados por los modelos mentales y la estructura genética de cada individuo. Por ello, en vez de obsesionarte con los puntos débiles de un miembro de tu equipo, es mejor aprovechar sus talentos naturales.

4. Apaláncate en sus talentos para impactar en su productividad y compromiso

Bajo un enfoque de gestión de fortalezas, los líderes pueden contribuir a que los miembros de su equipo estén más comprometidos con la organización y sean más productivos en el trabajo. El secreto consiste en que el líder sepa guiar a sus colaboradores para que puedan descubrir cómo se vinculan sus habilidades con los requerimientos del puesto o con el rol que desempeñan dentro del equipo.

En resumen:

  • Existe una tendencia histórica en los seres humanos a priorizar la corrección de defectos, por encima incluso del desarrollo de talentos.
  • Como líderes, debemos dejar de asumir que las fortalezas de los miembros de nuestros equipos son algo así como plantas silvestres que no necesitan ser atendidas, porque la lluvia se ocupará de ellas de manera natural.
  • Abandonemos el enfoque que nos lleva a sobredimensionar las deficiencias de quienes están a nuestro cargo y no desperdiciemos la oportunidad de motivarlos y retenerlos, prestando nuestra mayor atención a la identificación y el desarrollo de sus talentos.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Eduardo FreyreEduardo Freyre

Eduardo Freyre

Jefe de Cultura y Comunicaciones

Comunicador de la Universidad de Lima con siete años de experiencia en las áreas de Imagen Institucional, Responsabilidad Social, Cultura y Comunicación Organizacional, en empresas de servicio, consultoría de comunicaciones y el sector financiero. Amante de la música y de vivir nuevas experiencias con su familia.

Comentarios