El consumo de agua y sus efectos en nuestro organismo

Conoce la cantidad de agua que debes ingerir en función a tu edad y sexo

Posteado por: Roly Jara Espinoza , 08/05/2018

El agua es esencial para el ser humano. Más del 70% de nuestro cuerpo está formado por agua que debe ser repuesta continuamente, pues nuestra propia actividad vital consume gran parte de esta reserva.

Se considera que una persona puede sobrevivir hasta doce días sin beber nada de agua, pero en el momento en que dejamos de beberla se producen varios desajustes en nuestro organismo. Otro motivo para beber agua es que contribuye a que los riñones realicen su función, eliminando toxinas de nuestro organismo.

Entonces, ¿cuántos litros de agua debemos ingerir cada día para estar sanos?

La cantidad varía esencialmente en función de la edad y el sexo. Por ejemplo, según los datos proporcionados durante el III congreso Nacional de Hidratación, mientras que las mujeres deben tomar alrededor de 2 litros diarios, en el caso de los hombres esta cantidad aumenta hasta los 2,5 litros. Eso sí, en caso de que la mujer esté embarazada o en periodo de lactancia, debe consumir 0,3 litros y 0,7 litros más, respectivamente. Así también, según la Comisión Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el consumo recomendado de líquidos a partir de los 14 años debería ser de 2,5 litros al día para los hombres, y de 2 litros en el caso de las mujeres.

Todas las actividades que realizamos a lo largo del día consumen agua de nuestro organismo y, por tanto, es necesario reponerla para mantener una buena hidratación. Sin embargo, la realidad es que, aunque no estamos deshidratados, habitualmente no llegamos a ese consumo básico de agua, tal y como señala un estudio realizado en España, el cual indica que el 75% de los adultos no alcanza los mínimos establecidos.

Pero al hablar de ingesta de agua no se trata únicamente de agua propiamente dicha, sino de cualquier líquido que contenga agua, o incluso del H2O que tomamos a través de la comida. El agua no solo se consigue por lo que uno bebe, sino también por la comida. Es decir, de la cantidad total de agua que deberíamos ingerir a lo largo de la jornada, entre el 70 y el 80 por ciento debe ser proporcionada por la bebida, y entre el 30 y el 20 por ciento por los alimentos. ¿Pero qué productos son los que tienen más agua? Se conoce que los alimentos qué más agua aportan son las frutas y verduras. Una dieta rica en frutas y verduras nos va a aportar muchísima más hidratación que la comida rápida, por ejemplo.

Las consecuencias de la deshidratación, sobre todo en periodos de mucho calor, pueden ser nefastas para nuestro cuerpo. Como apuntan desde la Fundación para la Investigación Nutricional, la pérdida de más del 2% de agua en el cuerpo puede provocar disminución de la memoria a corto plazo, descenso del rendimiento físico e incluso dolor de cabeza y fatiga.

El agua también desempeña un papel muy importante en nuestra piel. De hecho, tal y como señalan desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el agua supone el 35% de la estructura de la piel, por lo que es imprescindible beber suficiente agua al día para mantener las funciones de barrera y protección de nuestra piel, así como para mantener sus características y cualidades estéticas.

Actualmente en el mercado existen infinidad de bebidas de composición muy variada. Muchas de estas suelen denominarse “refrescos”, y se utilizan precisamente para refrescarse en las temporadas de calor. Pero el consumo excesivo de estas bebidas puede producir efectos desagradables.

En general no es recomendable hidratarse regularmente con bebidas azucaradas, energéticas, con gas o con edulcorantes, pues tienen un sabor muy intenso que a largo plazo podría causar obesidad, tal como muestran numerosos estudios. Los zumos, jugos o néctares industriales no son saludables y no se recomienda su consumo habitual.

En conclusión, no hay nada mejor que hidratarnos bebiendo agua.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Roly Jara EspinozaRoly Jara Espinoza

Roly Jara Espinoza

Coordinador corporativo de salud ocupacional en Scotiabank

Médico especialista en Medicina Ocupacional y Medio Ambiente, auditor médico con maestría en Salud Ocupacional y Medio Ambiente, maestría de Medicina Ocupacional, diplomado internacional en Gestión de Salud y Seguridad en empresas. Certificado como Conservacionista Auditivo por The Council for Accreditation in Occupational Hearing Conservation (CAOHC). Homologado en España, con experiencias académicas y laborales en Colombia, Brasil y Argentina. Miembro activo de la International Commission on Occupational Health (ICOH).

Comentarios