El potencial de las empresas para contribuir a resolver los problemas fundamentales

Ejemplos de empresas que redujeron el impacto ambiental con modelos sostenibles sin dejar de generar utilidades

Posteado por: Karina Lerner Heilbraun , 16/06/2014

Nuestro mundo está plagado de problemas serios y urgentes, aquí y allá: desnutrición crónica, mortalidad infantil, acceso limitado o nulo a salud y educación, violencia, inequidad, agotamiento de recursos, entre otros. No es novedad, siempre ha sido así. Pero hoy, como nunca antes, somos plenamente conscientes de ello. Por lo tanto, las organizaciones, no sólo públicas y del tercer sector, sino también las privadas, deben jugar un rol activo en contribuir a la solución de ellos. Porque valgan verdaderas, ninguna empresa es exitosa en una sociedad que no lo sea y como señala Michael Porter, profesor de la Harvard Business School, la realidad es contraria a la sabiduría convencional en la cual los negocios son más rentables cuando crean menos beneficio social, porque es cuando logran generar valor económico y social al mismo tiempo que se vuelven realmente rentables, viables, legítimos y sostenibles.

Por lo tanto, es fundamental no ser testigo pasivo de lo que ocurre, sino comprometerse con la comunidad en la que se opera. Sí, vale la pena despertar a aquellos que pretenden dormir, porque las empresas tienen la capacidad de generar estrategias, sumar recursos, tecnologías, impacto, conocimiento y herramientas para contribuir a resolver los grandes problemas, escalar en los impactos y hacer dinero al mismo tiempo.

Veamos algunos ejemplos que permiten graficar lo anteriormente expuesto. Fibria, una empresa forestal brasilera, que es modelo en sostenibilidad, logró reemplazar la tala de árboles antiguos por la utilización de eucalipto obteniendo así mucho mayor rendimiento por hectárea de pulpa produciendo más papel e impactando menos en el ambiente. O la empresa TOMS , cuya estrategia, “uno por uno” consiste en que por cada par de zapatos o lentes que vende, dona otro a un niño o niña que los necesita, mejorando la calidad de vida al mismo tiempo que generando una gran voluntad del mercado hacia sus productos que ninguna brillante estrategia de marketing podría haber superado. También, Cisco, uno de los gigantes de la tecnología, ha entrenado a 5 millones de personas en informática generando acceso a educación y trabajo, pero también contribuyendo al crecimiento del negocio mediante la difusión de la tecnología informática. O, por ejemplo, Interface Global, una empresa que fabrica alfombras y que solía ser intensiva en la utilización de petróleo logró, a través de la búsqueda de la sostenibilidad, a la cual llamó “Misión Cero”, incrementar sus ventas y doblar sus utilidades desarrollando productos como “Cool Carpet” que se lanzó en el 2003 y fue la primera alfombra carbono neutral en el mundo o “tactiles” que es una innovadora manera de instalar alfombras sin requerir pegamento, lo cual reduce el impacto ambiental en un 90% y ahorra enormes costos operativos.

Todas estas inspiradoras y exitosas empresas están logrando abordar los problemas sociales mediante innovadores modelos de negocios que generan valor compartido. Para ello, el compromiso, los valores, el propósito, la paciencia y la mirada de largo plazo son fundamentales. Harish Manwani, Chief Operating Officer global de Unilever recalca la importancia de actuar desde las organizaciones para “hacer algo sabiendo que en el proceso estás cambiando la vida de las personas y comunidades alrededor”. No hay modelo más exitoso.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Karina Lerner HeilbraunKarina Lerner Heilbraun

Karina Lerner Heilbraun

Consultora en RSE

Es docente de Desarrollo y Responsabilidad Social en la Pontificia Universidad Católica del Perú y consultora en Lerner & Lerner. Ha laborado en Profuturo AFP como jefa del área de Responsabilidad Social Empresarial. Cuenta con un máster en gobernabilidad y gestión pública.

Comentarios