El vegetarianismo y la dieta vegana

Ambas opciones resultan saludables siempre que incluyan todos los nutrientes que el cuerpo necesita

Posteado por: Sara Abu-Sabbah Mitre , 12/01/2016

El vegetarianismo y la dieta vegana, son dos formas de alimentación que nacen bajo los conceptos de respeto y no violencia a la vida, muchas veces contemplados en doctrinas religiosas. La mayor población vegetariana se concentra en la India y varios personajes cuyas vidas trascendieron fueron vegetarianos, entre ellos Mahatma Ghandi.

Actualmente, muchas personas optan por seguir estas formas de alimentación, no por un pensamiento doctrinal o respeto a la vida animal, sino porque buscan perder peso o lo consideran más saludable.

La dieta vegana y el vegetarianismo se diferencian en que la primera se basa en alimentos vegetales, excluye toda forma de alimento o ingrediente de origen animal; mientras que la dieta vegetariana según sus variantes puede aceptar huevos, lácteos y pescado, además de los alimentos vegetales.

Tanto la dieta vegetariana como vegana son saludables pero pueden ser perjudiciales si no se tiene la precaución de asegurar todos los nutrientes. Un vegano requiere combinar muy bien sus menestras, frutos secos, cereales y tubérculos para cubrir sus necesidades de proteína, por lo que la quinua, menestras, germen de trigo y frutos secos son importantes.

El vegetariano que incluye en su alimentación lácteos, huevo o pescado no tiene ese problema ya que estos alimentos aportan la cantidad suficiente de proteínas. De no cubrirlas puede perder masa muscular y peso.

Por otro lado, la vitamina B12 presente en alimentos de origen animal puede ser deficiente en ambas dietas por lo que es probable que se requiera de suplementación o en su defecto de incluir alimentos fortificados con esta vitamina. La falta de ella puede provocar anemia, entumecimiento de brazos y piernas, debilidad y pérdida de equilibrio.

Debido a que los vegetales y frutas son el principal alimento en estas dietas, suele haber poca saciedad. Es frecuente que la persona consuma mayores cantidades de alimentos harinosos para sentirse satisfecho, ganando peso no deseado. Por eso es importante consumir de todo pero en la proporción adecuada para cubrir necesidades de nutrientes sin exceder las calorías.

Las ventajas de este estilo de alimentación son varias. Al ser muy rica en fibras, minerales, vitaminas y antioxidantes, se favorece de sobremanera el sistema de defensas del cuerpo preparándolo mejor para afrontar procesos de infección, entre otros procesos de enfermedad crónica como el cáncer u otras enfermedades degenerativas. También protege el organismo de la oxidación por los contaminantes del ambiente y del estrés natural al que estamos expuestos, gracias a los antioxidantes. El sistema digestivo tiene un óptimo funcionamiento, la persona se siente ágil y ligera, la piel se ve lozana y si se tiene un buen asesoramiento nutricional, estas formas de alimentación son saludables y no representan riesgos.

Para el caso de la mujer gestante y los niños en etapas de crecimiento, la dieta vegana puede ser un riesgo para lograr un óptimo crecimiento y desarrollo. En su defecto podría optar por una dieta vegetariana que acepta huevo, pescado y lácteos para obtener suficiente proteína, calcio y vitamina D, así como ácidos grasos esenciales como el omega 3 presente en pescados, mariscos y algas marinas.

Las personas que optan por estos estilos de alimentación deben recibir asesoramiento personalizado para estimar cuánto de cada tipo de alimento debe consumir, cómo combinarlo y con qué frecuencia. Se debe estar muy atento a aquellas personas que sin mayor motivación por la vida animal o ideología se incluyen en esta dieta. En ocasiones es la oportunidad para camuflar su selectividad y obsesión por la comida y podrían desarrollar alguna forma de trastorno alimentario.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Sara Abu-Sabbah MitreSara Abu-Sabbah Mitre

Sara Abu-Sabbah Mitre

Especialista en Nutrición y Dietética

Formada en la UNIFE, cuenta con una maestría en Ciencias Básicas con mención en Bioquímica. Es docente de posgrado en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Brinda conferencias de carácter científico a nivel nacional. Es autora de artículos publicados en diversas revistas de interés. Como comunicadora, ha sido conductora del programa “Salud en RPP” durante siete años, el cual fue premiado como “Campeón de la Salud” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Actualmente, conduce el programa radial “Siempre en casa”.

Comentarios