Evitemos las picaduras de zancudos

Conoce las consecuencias de las picaduras y qué hacer para evitarlas

Posteado por: Roly Jara Espinoza , 26/04/2017

Algunas veces hemos visto interrumpido nuestro tan ansioso descanso por el sonido y sobre todo las urticantes ronchas provocadas por la picadura, de un incómodo insecto volador conocido como zancudo, generando además de gran incomodidad, el riesgo en algunos casos de un latente peligro de transmisión de enfermedades.

El mosquito más conocido en los últimos años por su peligrosidad es el Aedes Aegypti el cual es el transmisor de enfermedades como la fiebre amarilla, dengue, zika y chikungunya. Según la OMS, se estima que esta especie causa 50 millones de infecciones y 25 mil muertes por año en el mundo. Actualmente en nuestro país, por los recientes desastres naturales como los huaicos e inundaciones, la población de estos mosquitos ha aumentado enormemente y con ello también se han incrementado los casos de enfermedades e incluso provocando muertes, por eso es importante prevenir.

Los mosquitos eligen a sus “víctimas” por la cantidad de dióxido de carbono (CO2) que eliminamos a la hora de respirar y no, como mencionan las creencias populares, porque nuestra sangre es “muy dulce”. Para los mosquitos sentir cantidades elevadas de CO2 significa presencia de sangre fresca. Otra sustancia emitida por el cuerpo que atraen a los mosquitos es el ácido láctico que emitimos a través del sudor.

Para la prevención de picaduras en ambientes abiertos se recomienda el uso de repelentes y para ambientes cerrados (cuartos) hay diversas formas de evitar la presencia de mosquitos.

A continuación te brindamos algunas recomendaciones para la aplicación del repelente:

  • Apliquémonos el repelente en la piel expuesta al exterior. Verifiquemos si el repelente tiene una sustancia denominada DEET (N-dietil-3-metilbenzamida), el cual se ha comprobado su utilidad para repeler vectores como el Aedes.

  • Coloquémonos el repelente en las manos y luego frotémonos en las zonas expuestas, evitemos los ojos y la boca.

  • Evitemos el contacto del repelente en cortaduras, heridas o piel irritada.

  • Utilicemos el repelente cada 4 horas cuando nos encontremos en los exteriores.

Para el control de zancudos dentro de casa debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Evitar tener envases o recipientes que tengan agua acumulada ya que puede convertirse en criadero de zancudos.

  • Reemplacemos el agua de nuestros floreros por arena húmeda.

  • Mantengamos siempre limpio y sellados los recipientes en que almacenemos agua.

  • Protejamos las puertas y ventanas con mallas.

  • Utilicemos mosquiteros para dormir, en zonas declaradas en alerta roja sanitaria. Adicional a ello, una forma óptima de combatir a los zancudos es mediantes trampas caseras. Con los siguientes ingredientes y procedimiento podremos fabricar una trampa casera muy efectiva.

Finalmente, recordemos que ante la presencia de fiebre elevada, malestar general, dolor articular, dolor detrás de los ojos, sarpullido o puntitos rojos en la piel, sangrado de encías o nariz, debemos acudir a un centro de salud urgente para descartar una enfermedad metaxénica como el dengue, zika, chikungunya u otra.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Roly Jara EspinozaRoly Jara Espinoza

Roly Jara Espinoza

Coordinador corporativo de salud ocupacional en Scotiabank

Médico especialista en Medicina Ocupacional y Medio Ambiente, auditor médico con maestría en Salud Ocupacional y Medio Ambiente, maestría de Medicina Ocupacional, diplomado internacional en Gestión de Salud y Seguridad en empresas. Certificado como Conservacionista Auditivo por The Council for Accreditation in Occupational Hearing Conservation (CAOHC). Homologado en España, con experiencias académicas y laborales en Colombia, Brasil y Argentina. Miembro activo de la International Commission on Occupational Health (ICOH).

Comentarios