La leche de almendras vs la leche de vaca

Descubre el valor nutricional de cada una de ellas

Posteado por: Sara Abu-Sabbah Mitre , 08/08/2018

La ciencia y la investigación cada vez muestran más evidencia de que no todo es bueno para todos, y los alimentos están incluidos en estos estudios. La leche, el trigo y la soya son algunos alimentos que empiezan a tener reputación de tóxicos en algunas personas, de manera que a pesar de ser nutritivos pueden ser dañinos.

Es así como la leche de almendras empieza a tomar mayor protagonismo. Inicialmente se presentaba como una opción vegana en reemplazo de la leche, pero hoy extiende su consumo para todas aquellas personas que, no siendo veganas, evitan beber leche de vaca porque les hace daño.

¿Qué nos da la leche de almendras?

Una taza de esta bebida aporta tan solo 40 calorías. Sin embargo, el 74% de las mismas son de grasa, es decir, de los aceites naturales saludables propios de la almendra; además, es baja en proteínas, y si bien es cierto que las almendras concentran calcio, la leche de almendras aporta una pequeña cantidad que se absorbe en menor proporción.

La leche de almendras no es comparable con la leche de vaca, pues nutricionalmente son diferentes. La grasa de la leche de vaca no es un aceite (a diferencia de la de almendras), y básicamente es grasa saturada y colesterol. La proteína de la leche de vaca es de alta calidad y concentración, mientras que la leche de almendras, si bien aporta algo de proteína, no se le considera un alimento fuente. Otra diferencia es el calcio. Los lácteos en general tienen mayor concentración y por eso se recomiendan tanto, mientras que la leche de almendras es baja en este nutriente a pesar de que la almendra entera es rica en calcio.

Sin embargo, el hecho de que no sobresalga en los mismos nutrientes no significa que no sea buena. Por el contrario, tiene buenos beneficios. No aporta colesterol, es una bebida que contribuye con la hidratación del día y aporta buenos minerales como magnesio y potasio, los cuales son muy importantes para el impulso nervioso y el trabajo cardiaco. Por otro lado, es una bebida cuyos componentes no son tóxicos ni generan alergia. Además, no contiene lactosa (azúcar de la leche) ni gluten o caseína, proteínas muy asociadas con respuestas alérgicas e inflamaciones en algunas personas. El gluten, presente en algunos cereales como el trigo, causa celiaquía en personas susceptibles.

La leche de almendras es una bebida nutritiva y saludable que sirve de ayuda para controlar el peso, para el cuidado de la salud cardiovascular, muy conveniente para veganos, pacientes diabéticos, deportistas y para todo aquel que desea variar su alimentación con opciones más vegetales o amigables con el medio ambiente. Puede consumirse una taza al día e incluso a partir del año de edad. Lo que sí debemos tener en cuenta es que no es sustituto de la leche de vaca, pues nutricionalmente son diferentes.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Sara Abu-Sabbah MitreSara Abu-Sabbah Mitre

Sara Abu-Sabbah Mitre

Especialista en Nutrición y Dietética

Formada en la UNIFE, cuenta con una maestría en Ciencias Básicas con mención en Bioquímica. Es docente de posgrado en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Brinda conferencias de carácter científico a nivel nacional. Es autora de artículos publicados en diversas revistas de interés. Como comunicadora, ha sido conductora del programa “Salud en RPP” durante siete años, el cual fue premiado como “Campeón de la Salud” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Actualmente, conduce el programa radial “Siempre en casa”.

Comentarios