La tecnología y el desempeño laboral

Analicemos la productividad de la tecnología en el trabajo

Posteado por: Carlos Porras , 19/02/2018

¿La tecnología nos distrae?

No cabe duda que la tecnología sirve para hacernos la vida más sencilla, y estoy seguro que nadie puede negar esta verdad. No importa el ámbito en el que nos encontremos, si tenemos algún objeto electrónico podremos divertirnos, trabajar más cómodamente, entre otras cosas. Hace poco encontré un artículo de la BBC y Microsoft en el que se encuestaron a 20 mil empleados de 21 países, y que nos otorga unos datos bastante interesantes sobre el tema.

Para entrar en contexto, el artículo confirma que la conexión constante ocasiona un desempeño deficiente, e incluso muchos de los encuestados sienten que no es un factor favorable el tener este acceso mientras se trabaja.

El 11.4 % de los entrevistados coincide en que la incorporación de la tecnología en el ámbito laboral es bastante productiva y facilita los deberes de una forma muy cómoda. Muchos de los trabajadores han crecido en esta era, donde la tecnología es parte de nosotros desde la forma más básica: televisión, radio, teléfonos, etc., y es habitual que sepamos trabajar bajo la influencia de ellos. De alguna forma estamos entrenados para estar alerta a distintos dispositivos, ya sea el teléfono de la oficina, el celular o incluso la televisión, y ellos comentan que esto no impacta negativamente en su trabajo, aunque en muchos casos tampoco les beneficia.

Varias compañías tienen un gran componente digital, que ocasiona que muchos se sientan más productivos al tener un dispositivo cerca. Aproximadamente el 22 % de los encuestados que pertenece a este tipo de compañías lo afirma. Es verdad que no todas las empresas tienen que estar ligadas a algún factor digital, pero estamos en una época donde la tecnología avanza junto con ellas y puede modificar la eficiencia de los trabajadores según qué tan cómodos se sientan. Muchas veces es un tema de adaptabilidad y esto depende de cada uno.

Por otro lado, el estudio confirma que muchos se sienten abrumados por la cantidad de datos y notificaciones que tienen a su alcance, no solo debido a las redes sociales, sino también a toda la información que llega digitalmente en las distintas plataformas. Esto va desde analizar el progreso mediante las redes, hasta revisar una tanda de correos electrónicos. Aquí es donde se toca el tema de la baja productividad debido a la tecnología, y en concreto se dice que esta situación ha ocasionado una especie de "Estrés tecnológico".

Muchas personas son bastante propensas a distraerse debido a la conectividad constante que ocasiona el acceso a la tecnología. La necesidad de querer atender todas las notificaciones hace que a muchos les sea difícil concentrarse en el trabajo. Hay que ser sinceros: en más de una ocasión accedemos a las redes sociales durante nuestro horario laboral, y aunque no sea algo malo, para algunos es una pérdida de productividad y para otros es un factor constante de estrés.

El uso productivo de la tecnología es algo muy difícil de conseguir para algunos. En el Perú es bastante común encontrar compañías ligadas a la tecnología, pero esto no quiere decir que tengan una buena cultura digital. La correcta aplicación de este concepto se enfoca en mejorar la productividad de los trabajadores y hacerlos sentir más involucrados con su trabajo. "La productividad está ligada al intercambio creativo entre los trabajadores y no viene de un grupo de personas sentadas respondiendo correos". Esta frase es bastante acertada y se enfoca claramente en que las personas deben llenarse de ideas en base a la retroalimentación y así poder aportar algo diferente a su trabajo.

No está mal que las empresas acepten la tecnología, pero se necesita que cada una sepa adaptar su uso y regularse en base a las necesidades y capacidades de los trabajadores. Dedicarse a la tecnología no está mal, pero quizás a veces ese puede ser el problema. Este es un tema bastante complejo que he querido tocar, porque puede que muchos compañeros se sientan abrumados al tener tanta información distinta a su alcance y de una forma no muy cómoda.

Cada vez veremos un avance exponencial en las capacidades tecnológicas en las empresas, y si ahora muchos se sienten estresados, no es muy difícil imaginar lo que vendrá después. Dejo este tema a reflexión y los invito a pensar si nosotros mismos de alguna forma podemos considerarnos dentro del grupo de los trabajadores productivos o no.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Carlos PorrasCarlos Porras

Carlos Porras

Ingeniero de Telecomunicaciones

Conductor del programa “Gamers” en CMD y editor en Tec.com.pe. Experto en videojuegos, tecnología y, por supuesto, gamer.

Comentarios