¡Llegó la maternidad! Y ahora, ¿qué debo comer?

Conoce qué alimentos benefician al embarazo

Posteado por: Sara Abu-Sabbah Mitre , 19/05/2016

Acabas de recibir una gran noticia: estás embarazada. La emoción te desborda junto a tu pareja y parte de la celebración es ir a un lindo restaurante a celebrar. Ya en la mesa elegirás tu cena y bebida pero, piensas por unos segundos: “¿Ahora que estoy embarazada puedo comer de todo? ¿Puedo beber alcohol?”

Y sabes, me encanta que surja esta pregunta, porque refleja la toma de conciencia sobre lo relevante que es cuidar el embarazo y en especial la nutrición.

Hoy sabemos que lo que come y cuanto come la madre, tendrá un impacto a corto y largo plazo en ese bebé. Una mujer malnutrida durante el embarazo puede gestar un bebé con retardo de crecimiento o por el contrario un bebé predispuesto a desarrollar obesidad y sumado a ello otras condiciones de salud como la hiperinsulinemia que a su vez, puede terminar en una diabetes.

Respecto de la malnutrición el dato que debes considerar es el peso de inicio a la gestación y el peso por ganar durante la gestación. Ahora los profesionales en salud somos muy cautos y recomendamos una ganancia total que oscila entre 9 a 12 kg.

Pero no sólo eso, si estás gestando debes saber que cada alimento o bebida que ingieras es material que tu cuerpo utiliza para formar al bebe y en la medida que se provea de mejores alimentos, esa vida en formación tendrá los mejores elementos para desarrollar todo su potencial.

Surge entonces la siguiente inquietud ¿qué debe comer la gestante? Debe comer de todo lo que consideramos alimento saludable, eso significa alimentos y preparaciones ricas en nutrientes, moderadas en calorías y lo menos industrialmente procesadas posible. Además de ello, debe incluir algunos alimentos clave por su riqueza nutricional.

Toma en cuenta estos tips de la dieta para la gestante:

  1. Los primeros tres meses no necesitas ganar peso, por ello la cantidad de comida no debe incrementarse en ese tiempo.
  2. Para cuidar el peso en el embarazo, recuerda que no necesitas comer el doble. Por lo general, es suficiente incrementar una o dos pequeñas meriendas con alimento nutritivo para alcanzar esas calorías extras requeridas. El apetito es un buen indicador para regular la cantidad, pero recuerda esto, es distinto al antojo o la ansiedad por comer.
  3. El primer trimestre órganos importantes como el cerebro se forman, es fundamental que ingieras pescado graso 2 veces en la semana, el omega 3 que contiene, es necesario en esta formación y llega principalmente de la ingesta materna.
  4. Consume a diario una variedad de vegetales frescos en ensalada, así previenes el estreñimiento tan frecuente en la gestante y recibes vitaminas y minerales. El secreto está en la variedad.
  5. Aun cuando no estés acostumbrada incluye hígado, bazo, sangrecita al menos una vez en la semana. Estos alimentos están cargados de proteína y hierro. En el último trimestre son más importantes, recuerda que en el parto puede haber pérdida de sangre pero sobretodo, a través del cordón umbilical le pasas una gran cantidad de hierro al bebé que puede reservar hasta los 4 meses de vida. Un bebé con anemia crónica puede tener un impacto irreversible en su desarrollo cognitivo.
  6. El calcio y la vitamina D deben cuidarse a lo largo de todo el embarazo. Recuerda que estos nutrientes son materia prima para formar hueso. Los lácteos, los pescados pequeños que puedas ingerir, sus huesitos, el ajonjolí, el higo seco y las almendras son algunas fuentes.
  7. Tres a cinco frutas diarias son recomendables, una de ellas rica en vitamina C necesariamente. Esta vitamina no se almacena así que tenemos sólo lo que ingerimos en el día. Papaya, guayaba, kiwi, mango, mandarina, naranja son buenas fuentes.
  8. Las menestras y granos enteros te proveen de energía saludablemente, además son fuente importante de fibra, proteína y minerales. Es bueno incluirlas dos veces por semana.
  9. Algunos ejemplos de merienda: granola con yogurt, nueces y frutas deshidratadas, huevo duro, aceitunas, un pequeño sándwich, fruta fresca.
  10. Presta atención a los líquidos que bebas, elije aquellos bajos en azúcar, libres de alcohol y de cafeína.

Recuerda, la maternidad es una etapa maravillosa y también una responsabilidad que demanda mejores elecciones y cuidados.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Sara Abu-Sabbah MitreSara Abu-Sabbah Mitre

Sara Abu-Sabbah Mitre

Especialista en Nutrición y Dietética

Formada en la UNIFE, cuenta con una maestría en Ciencias Básicas con mención en Bioquímica. Es docente de posgrado en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Brinda conferencias de carácter científico a nivel nacional. Es autora de artículos publicados en diversas revistas de interés. Como comunicadora, ha sido conductora del programa “Salud en RPP” durante siete años, el cual fue premiado como “Campeón de la Salud” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Actualmente, conduce el programa radial “Siempre en casa”.

Comentarios