Los 15 consejos de salud para el año 2015

Aplica estas recomendaciones para mantener tu cuerpo sano a lo largo del año

Posteado por: Elmer Huerta , 26/01/2015

1. Alimentarse saludablemente

Dime qué comes y te diré de qué te vas a enfermar, reza el antiguo proverbio de salud y nutrición. Con la epidemia de sobrepeso y obesidad que invade el mundo, y sus nefastas consecuencias sobre la salud, este año más que nunca hay que prestar atención al modo en que nos alimentamos. Comer todo tipo de alimentos, pero en porciones pequeñas y preferir los alimentos vegetales a los alimentos animales son consejos que pueden ayudar. No hay alimentos malos, lo que hay son cantidades excesivas.

2. Mover el esqueleto

La vida moderna nos está condenando a ser sedentarios. Largas horas de estar sentados en carros y oficinas, uso del ascensor hasta para ir al segundo piso del edificio, uso compulsivo de 'tablets' y computadoras en el sofá de la casa, y la “falta de tiempo” para hacer ejercicios, nos están convirtiendo en una sociedad de gordos y obesos. En Perú, el 66% de adultos y el 23% de niños entre 5 y 9 años tienen sobrepeso y obesidad. Este año te pido que veas cuánta actividad física estás haciendo y le dediques 30 minutos diarios a mover el esqueleto.

3. Cero tabaco

Ya estamos en el 2015, lo cual representa casi la sexta parte de este nuevo siglo, y es increíble ver cómo la gente todavía fuma. A pesar de saber que el humo del cigarrillo tiene más de 4,000 sustancias químicas y que causa infartos cardiacos, derrames cerebrales, disfunción eréctil, enfermedad pulmonar crónica y varios tipos de cáncer, la gente sigue fumando. El problema no es la falta de voluntad sino la adicción a una de las drogas más adictivas del planeta: la nicotina. Si tú fumas, este año decide dejar de fumar, y si no fumas, protege tus pulmones del humo de otros.

4. Cero alcohol

Con respecto al uso del alcohol, existen cuatro tipos de consumidores. El primero es el abstemio, que no toma alcohol ni de juego, nunca ha tomado y nunca va a tomar. El segundo es el social, que llega a una fiesta, acepta el trago que le ofrecen, termina la fiesta y todavía le sobra trago de ese primer vaso, nunca se emborracha. El tercero es el borracho, el que no toma durante la semana o durante varias semanas, pero cuando toma, toma hasta emborracharse y perder la cabeza. Este es el que tiene problemas con la ley, cambia de comportamiento y puede volverse violento y cometer delitos. El cuarto es el alcohólico dependiente, el adicto a la sustancia que no puede dejar de tomar y destruye su vida completa a causa del alcohol. Este año analiza qué tipo de consumidor de alcohol eres y conviértete en un bebedor social o en abstemio.

5. El asesino silencioso; la presión arterial alta

Nunca olvido a algunos de mis pacientes que llegaban a las 5 de la mañana a la emergencia del hospital, inconscientes y con la mitad del cuerpo paralizada por un derrame cerebral. Al hacerle notar a la esposa que la presión del paciente estaba muy alta, ella muy compungida decía que él era un “cabeza dura”, que nunca había querido ver al doctor y por tanto no sabía que su presión estaba alta. La presión alta no da síntomas y muchas veces se descubre cuando causa un derrame cerebral, un infarto cardiaco o daño severo permanente de los riñones. Este 2015 tómate la presión por lo menos un par de veces al año y si está alta, consulta inmediatamente con tu doctor.

6. Otro asesino silencioso: el cáncer

De los más de 200 tipos de cáncer que sufre el ser humano, ninguno causa dolor ni síntomas cuando está empezando, por lo que no es raro (y eso sucede en el Perú) que la persona se presente con un cáncer muy avanzado cuando ya tiene síntomas. Si bien es cierto que existen cánceres que no se pueden prevenir o detectar temprano, los más frecuentes sí lo son. Practicar un estilo de vida sano, alimentándose saludablemente, haciendo actividad física diaria y no fumando cigarrillos son acciones importantes. Por otro lado, una revisión anual para detectar los cánceres que tienen exámenes de detección precoz (piel, testículos, mamas, cuello del útero, colon, próstata) son muy importantes.

7. Otro asesino silencioso: el SIDA

La infección por el VIH es relativamente fácil de adquirir, solo basta tener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada para que la posibilidad de contagio se presente. Luego de la infección, pasan aproximadamente 10 años en los que la persona infectada multiplica exponencialmente el número de virus en su sangre sin tener ningún síntoma. Durante todo ese tiempo, esta persona puede contagiar a aquellas con las que tiene relaciones sexuales y poco a poco se acerca al momento en el que el virus causa tanto daño a su sistema de defensa que finalmente desarrolla el SIDA. Asegúrate de ser monógamo y de usar protección en tu vida sexual.

8. Un chequeo médico anual

Sabiendo que existen enfermedades silenciosas y traicioneras que no dan síntomas hasta que están ya avanzadas, es importante tener la buena costumbre de hacerse exámenes médicos periódicos. Enfermedades del corazón, diabetes, diversos tipos de cáncer, infecciones por el virus VIH, presión arterial alta, depresión, estrés, ansiedad crónica son algunas de las enfermedades que se pueden descubrir en un examen médico anual. Si bien es cierto que algunos estudios centrados en la salud física han apuntado a que los chequeos médicos anuales no serían necesarios, muchos expertos indican que esos estudios no toman en cuenta la salud mental de la persona ni el impacto emocional positivo de sentirse bien, un beneficio que obtiene la gente que practica exámenes médicos anuales.

9. Cuidado con las medicinas

Las medicinas son de dos tipos: las que se venden sin receta y aquellas que necesitan receta médica para su uso. Las medicinas que se venden sin receta deben usarse por corto tiempo y debe buscarse ayuda médica si los síntomas no mejoran. Obviamente, bajo ninguna circunstancia, una persona debe automedicarse con medicina que requiera una receta, especialmente un antibiótico. También es importante no dejar las medicinas al alcance de los niños, quienes pueden intoxicarse gravemente cuando ingieren un medicamento que parece una golosina.

10. Cuidado con los accidentes en la casa

Desde esa linda y vistosa alfombrita sobre el piso encerado en el que la abuelita se resbala y se fractura la cadera, hasta la olla de sopa hirviendo que le cae al niño o los cortes por los vidrios rotos, el hogar es el lugar en el que más accidentes ocurren. Debemos estar siempre atentos a examinar si nuestro hogar es una trampa que nos expone a algún tipo de accidente. Es importante pensar proactivamente y prevenir antes que lamentar.

11. Cuidado con los accidentes en la carretera

Calles y carreteras representan el lugar en el que no solo sufre el cuerpo de una persona cuando ocurre un accidente (fracturas, cortes, etc.), sino que representan también el lugar en el que la salud mental de una persona llega al límite de su resistencia. Largas horas de espera en los embotellamientos y comportamiento agresivo de otros pilotos hacen que desarrollemos frustración, estrés y pueda originarse la peligrosa “rabia de la carretera” en la que pretendemos pagar con violencia, la violencia de otros. Manejar a la defensiva y respetar las reglas de tránsito debería ser la norma.

12. Dormir las horas completas

Cada persona tiene un cierto número de horas de sueño que necesita para descansar adecuadamente. Lamentablemente, la vida moderna nos ha hecho que le restemos valiosísimas horas de sueño a nuestro organismo. La falta de sueño produce problemas de aprendizaje, disminuye las defensas del cuerpo y nos convierte en personas irritables con poco rendimiento en el trabajo. Este 2015 hazte el propósito de respetar tus horas de sueño, preparando tu dormitorio para un buen dormir, evitando tomar alcohol y cafeína en la noche, y no llevando la ‘tablet’ a la cama.

13. Controlar el estrés

El estrés no aparece de la nada. El estrés tiene una o más raíces que son necesarias de identificar. Problemas en el trabajo, una relación de pareja tóxica, apuros económicos, un exceso de obligaciones que cumplir son algunos ejemplos de las causas del estrés. El estrés que no es controlado puede causar serios problemas en la salud física y mental de la persona afectada. Depresión, falta de productividad, toma de decisiones equivocadas y abuso de alcohol y drogas en un intento de “salir de los problemas”, son algunas de las consecuencias del estrés. Disminución del sistema de defensa y hasta una posible relación con el cáncer pueden también ser consecuencia del estrés crónico. Este año identifica las causas de tu estrés y resuélvelas antes de que sea demasiado tarde. ¡Agarra al toro por las astas!

14. cuidado con la adicción al Internet

En esta moderna época de computadoras, teléfonos inteligentes y ‘tablets’, se ha identificado una peligrosa tendencia al desarrollo de la adicción al Internet, especialmente entre los más jóvenes. La adicción al Internet tiene todas las características de la adicción a la cocaína u otras drogas y puede también ocasionar una desintegración de la vida del adicto. Si estás constantemente chequeando tu correo electrónico, el Facebook, el Twitter, el Tumbler o el WhatsApp y piensas que esas aplicaciones están controlando tu vida, busca ayuda, tu salud mental te lo agradecerá.

15. Desarrolla el colchón social

Al final, una vida de calidad no es otra cosa que saber vivir en familia y con los amigos. Las personas solitarias tienen más tendencia a la obesidad, al abuso de alcohol y drogas y a la depresión. Un estudio encontró que las mujeres que no tenían amigas morían de cáncer con más frecuencia. Y eso no era porque la soledad causa cáncer sino porque al estar solas, no tienen las amigas que la alientan a hacerse revisiones médicas o que simplemente no se enteran de los sitios a los que pueden acudir. Este 2015 fortalece los lazos de amistad y de familia que descuidaste el año pasado.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Elmer HuertaElmer Huerta

Elmer Huerta

Médico experto en Salud Preventiva

Con más de 30 años de trabajo médico y cuatro especialidades, el Dr. Elmer Huerta es un referente en salud preventiva. Fue el primer latino en ser elegido Presidente de la Sociedad Americana del Cáncer y ha recibido diversos premios internacionales, entre ellos el de "Campeón de la Prevención y la Salud Pública" otorgado por la Casa Blanca de los Estados Unidos. Actualmente conduce un programa en una radio local y ha publicado el libro La Salud ¡Hecho fácil! (best seller en la Feria del Libro 2013). También escribe columnas en revistas, diarios y blogs en varios países.

Comentarios