Los beneficios del desayuno

¿Sabías que las personas que se saltan el desayuno pueden ganar más peso? Te brindamos algunas opciones de desayunos saludables

Posteado por: Sara Abu-Sabbah Mitre , 16/10/2014

Si eres de las personas que piensa que mientras menos comidas ingieras más peso perderás y por eso optas por no desayunar, ¡me temo que eso no te ayudará!. Existe evidencia científica que ha demostrado que las personas que no desayunan ganan más peso que aquellas que sí lo hacen.

Esto por una razón muy sencilla, al despertar en la mañana nuestro combustible o fuente de energía “el azúcar” o mejor dicho la glucosa, está en los niveles más bajos, toda vez que se hace cualquier movimiento físico o al pensar durante cualquier función cognitiva, necesitamos de ese combustible: azúcar. Si la persona indistintamente de la edad, no ha desayunado y sigue consumiendo la poca reserva que queda en la sangre, se activan las señales de alerta y el cerebro responde solicitando ingerir alguna fuente de azúcar.

En este punto de la explicación, la persona que ya salió de casa suele tomar lo que tiene al alcance, por ejemplo una galleta dulce o salada que al fin de cuentas es una harina refinada que rápidamente llega en forma de azúcar a la sangre y de la misma manera se agota y el organismo pide más. De bocadillo en bocadillo se llega al almuerzo con una ingesta total de calorías que suele ser mayor a lo que representa un adecuado desayuno balanceado.

Pero los beneficios del desayuno no se limitan al tema del control de peso sino que contribuye con un mejor rendimiento físico y mental. El cerebro consume el 20% del total de la energía que viene de los azúcares ingeridos para poder funcionar, la persona que no desayuna puede tener problemas de atención, concentración, presentar agotamiento o somnolencia en momentos que debería estar alerta. Por otro lado, si se dispone a ejercitarse sin reserva de energía probablemente su rendimiento físico sea muy bajo y presente síntomas de hipoglicemia.

Ahora bien, conociendo algunos de los beneficios del desayuno y entendiendo que las fuentes de azúcar son importantes, lo que queda detallar es qué debe contener un desayuno.

En síntesis el desayuno debe incluir un alimento que ofrezca energía pero que se utilice gradualmente (de lo contrario ocurre lo mismo que el ejemplo de la galleta). Estos son alimento fuente de cereales no refinados e integrales, granos o tubérculos, por ejemplo: ½ taza de hojuelas de cereal bajo en azúcar y rico en fibra, 1 taza de avena o quinua, 1 pan integral mediano o 3 rodajas de camote sancochado.

Además de esto, se necesita una fuente de proteína de fácil digestión para mantener la agilidad del día por ejemplo: 1 unidad de huevo o 6 unidades de huevo de codorniz, 30 a 50 gramos de queso fresco, o 1 taza de leche o yogurt o incluso media lata de atún.

La fruta no debe faltar, son fuente de vitaminas, minerales y fibra pero además aportan azúcares que se utilizan rápidamente. Por esta última razón es más recomendable optar por la fruta entera con cáscara o picada (1 taza es suficiente), en lugar de la fruta licuada en jugo o extracto.

El desayuno se puede complementar con otros alimentos fuente de aceites naturales y saludables por ejemplo: la palta, aceite de oliva, aceitunas o nueces. Estos pueden incluirse en porciones pequeñas (30 gramos aproximadamente). Sumado a estas recomendaciones generales, hay que considerar las condiciones individuales de cada persona. Si hay sobrepeso o bajo peso, la composición se mantiene pero la cantidad puede variar. Lo mismo si somos sedentarias o personas activas o si existe alguna condición de salud.

Ejemplos de desayuno:

00

Nota: Estas alternativas no son exclusivas para el grupo etario ni condición física

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Sara Abu-Sabbah MitreSara Abu-Sabbah Mitre

Sara Abu-Sabbah Mitre

Especialista en Nutrición y Dietética

Formada en la UNIFE, cuenta con una maestría en Ciencias Básicas con mención en Bioquímica. Es docente de posgrado en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Brinda conferencias de carácter científico a nivel nacional. Es autora de artículos publicados en diversas revistas de interés. Como comunicadora, ha sido conductora del programa “Salud en RPP” durante siete años, el cual fue premiado como “Campeón de la Salud” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Actualmente, conduce el programa radial “Siempre en casa”.

Comentarios