OpenAI: El retador de gamers de Dota 2

Conoce la nueva inteligencia artificial en el mundo de los videojuegos

Posteado por: Carlos Porras , 28/08/2018

No es la primera vez que tocamos este tema y apuesto que tampoco será la última. Los avances relacionados a la inteligencia artificial siempre dan mucho que hablar y esta no será la excepción, pero definamos algunas cosas para entrar un poco en contexto.

Podríamos definir a la inteligencia artificial como una computadora que es capaz de racionalizar, tomar decisiones y, lo más interesante, que puede aprender de su entorno. Esta tecnología se ha visto aplicada a múltiples campos como la educación y medicina, y hasta los celulares que portamos hoy en día tienen una pequeña porción de esto.

Ya se ha visto que varias inteligencias artificiales desafían a humanos en distintos juegos como el Go -el tradicional juego de mesa chino-, por lo que no es raro verlos competir contra humanos en distintos videojuegos.

OpenAI es una inteligencia artificial desarrollada por la compañía de Elon Musk, y aunque no ha sido desarrollado para jugar videojuegos contra humanos, ha elegido el videojuego Dota 2 para probar sus habilidades. OpenAI cuenta con una increíble capacidad de aprendizaje, ya que puede procesar y aprender la información de 180 años en tan solo un día.

El principal motivo por el cual se eligió este videojuego (para probar la inteligencia) fue la complejidad del sistema de juego y la necesaria habilidad para tomar decisiones y adecuarse a estas. Este videojuego es muy popular alrededor del mundo y enfrenta a 2 equipos de 5 jugadores cada uno, pudiendo elegir entre más de 100 personajes diferentes, creando un sinfín de combinaciones posibles.

OpenAI ya fue probada en el campeonato mundial pasado de Dota 2 y tuvo un rendimiento bastante sorprendente, derrotando a varios de los mejores jugadores. Se reporta que solo fue derrotado 2 veces, aprovechándose de una mecánica que dejó sin respuesta a la inteligencia artificial. Hay que aclarar que esta prueba enfrentó a OpenAI contra un solo jugador.

Ahora, un año después, se ha vuelto a probar esta inteligencia artificial, pero en un enfrentamiento contra 5 jugadores. Cuando tuvo la oportunidad de enfrentar a un solo jugador la complejidad no era tan elevada, y ahora deberá adecuarse al ritmo de sus compañeros artificiales, coordinar jugadas y reacción a los tiempos necesarios, siendo un reto aún mayor.

Este equipo de inteligencias artificiales pudo sobreponerse al reto y vencer a los jugadores de forma bastante convincente, aunque con ciertas reglas especiales: la selección de personajes se vio limitada a 18 en vez del centenar posible. Aunque muchos de los fanáticos comentan que el equipo al que enfrentaron (conformado por comentaristas y un jugador profesional) no estaba al nivel, nos deja un dato bastante interesante: la IA reacciona y muestra características de jugadores humanos.

Con el torneo mundial de Dota 2 este año, ya se ha anunciado la presencia de OpenAI para retar a un equipo profesional y las expectativas son muy altas. Viéndolo del lado técnico, que una inteligencia artificial pueda hacer tantos cálculos y adaptarse a tantas situaciones posibles es bastante sorprendente.

Los eSports suenan mucho en la actualidad, y no solo por las grandes cantidades de personas y los exorbitantes premios que otorgan, sino porque cada vez la exigencia es tanta que muchos piden que sean considerados como un deporte. Con una vista al futuro, podemos decir que ya es posible que estos ciberdeportistas puedan entrenar contra inteligencias artificiales, que aprendan de ellos y los lleven a exigirse a un nivel más elevado.

Por eso mismo no es difícil pensar que las IA serían un complemento para el desarrollo de estas llamadas “nuevas disciplinas”, o incluso mirando un poco más a futuro, podríamos pensar en competencias donde solo participen inteligencias artificiales como si se tratara de una película de ciencia ficción.

Las inteligencias artificiales están evolucionando rápidamente, aprendiendo de nosotros y adecuándose a nuestro comportamiento. Antes pensábamos que solo estaban destinadas a tareas muy concretas y ahora puedes hasta jugar videojuegos con ellas. Las opciones son muchas y tendremos que evaluar qué son capaces de hacer con todo lo que aprenden. Quién sabe qué tanto falte para que inteligencias artificiales puedan comunicarse y contarnos todo lo que piensan sobre su aprendizaje. Ellos aprenden de nosotros y estoy seguro que nosotros podremos aprender mucho de ellos en un futuro muy cercano.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Carlos PorrasCarlos Porras

Carlos Porras

Ingeniero de Telecomunicaciones

Conductor del programa “Gamers” en CMD y editor en Tec.com.pe. Experto en videojuegos, tecnología y, por supuesto, gamer.

Comentarios