Papá y mamá, eviten cometer estos errores al momento de alimentar a sus hijos

Identifica los errores con nosotros y te ayudamos a evitarlos

Posteado por: Sara Abu-Sabbah Mitre , 13/04/2016

Es muy frecuente escuchar a las mamás hablar sobre sus hijos, que no quieren comer, o que tengan predilección por un alimento como la leche o que sólo quieran frutas y nada de comida, o quizá la alimentación está basada en algunos platos de casa que sí les agradan como las papas fritas, los fideos, la hamburguesa y tal vez un par de alimentos más. Si este problema es frecuente, no significa que sea normal.

Cuando el niño no quiere comer puede deberse a errores que por lo general se concentran en dos aspectos:

  1. El proceso de aprender a comer, de la mano con hábitos familiares.
  2. El niño busca expresar algo a través de la alimentación.

Detallando los errores:

  1. Darle solo puré de frutas o verduras desde los seis meses hasta el año, en lugar de progresivamente pasar a comida machacada y luego a partida, ejercitando así el masticar.
  2. No cumplir con un horario disciplinado. El niño requiere alimentarse sólo cada tres horas y no beber o “picar” entre comidas.
  3. Permitir distractores (televisión, celular, etc.) mientras se alimenta.
  4. Perseguir al niño con el plato para que coma mientras juega.
  5. Servirle más de lo que su organismo está en capacidad de recibir.
  6. No permitir que coman solos.
  7. Forzarlos a que terminen el plato.
  8. Premiar o castigar con alimentos.
  9. Decir frases negativas o asustarlos para lograr que coman.
  10. Pensar que un alimento no le gusta si lo rechaza una única vez. Si luego de ofrecerle varias veces en diferentes días y preparaciones lo rechaza, recién allí podemos sospechar que el alimento no le agrada.
  11. Ofrecer poca variedad de comidas y alimentos en general.
  12. Discutir o generar un ambiente tenso en los tiempos de comida.
  13. Dar suplementos cuando el niño no quiere comer, en lugar de identificar las causas y solucionarlas.

Si tiene dificultad para alimentar a su niño, observe si la causa es emocional o es un tema de hábitos o de marcar límites.

Respetar los horarios de comida, ofrecer variedad, servir la cantidad adecuada al niño y generar un ambiente agradable y seguro mientras lo alimentas, es clave para lograr que el niño quiera comer. Mucho más información pueden encontrarla en el libro "Pregúntame sobre nutrición infantil".

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Sara Abu-Sabbah MitreSara Abu-Sabbah Mitre

Sara Abu-Sabbah Mitre

Especialista en Nutrición y Dietética

Formada en la UNIFE, cuenta con una maestría en Ciencias Básicas con mención en Bioquímica. Es docente de posgrado en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Brinda conferencias de carácter científico a nivel nacional. Es autora de artículos publicados en diversas revistas de interés. Como comunicadora, ha sido conductora del programa “Salud en RPP” durante siete años, el cual fue premiado como “Campeón de la Salud” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Actualmente, conduce el programa radial “Siempre en casa”.

Comentarios