Perdidos en el espacio: ¿qué es la soledad interactiva?

Reflexionemos sobre cuán dependiente estamos a estar conectados

Posteado por: Carlos Porras , 23/04/2018

La soledad interactiva, ¿es un gran problema?

Hace bastante tiempo llevo este tema en mente y quería compartirlo con ustedes. Estoy seguro que muchos lectores ya han pensado en este concepto y es posible que lo noten muy seguido. Ahora que varios hemos empezado clases estoy seguro que se notará, o es posible que si estamos atentos podamos ver que esto es algo bastante común.

Hoy hablaremos de la conocida soledad interactiva. En estos tiempos es muy común que estemos conectados a internet prácticamente las 24 horas del día, y eso puede ser bastante productivo en distintos aspectos. Tener ese nivel de conectividad tiene sus ventajas y desventajas, aquí es donde aparece el término de soledad interactiva: estamos tan pendientes en nuestros asuntos virtuales que olvidamos todo lo demás.

Vamos caminando, vemos el smartphone y conversamos, vemos noticias, ponemos alguna canción para acompañar nuestro camino y así es casi todos los días. Muchos usamos nuestro dispositivo para trabajar o revisar algún dato en el momento y es gracias a esto que día a día los usamos mucho más, dejando de lado lo que pasa a nuestro alrededor. Por ejemplo, en Chile en los últimos años se ha visto un incremento del 93% en los accidentes debido al uso del smartphone en los choferes y puedo apostar que en Perú podríamos tener una cifra similar.

Muchas veces he visto a padres de familia que salen a comer con sus hijos, y que los pequeños se distraigan con el teléfono es algo común, aquí los padres deberían regular el uso de los dispositivos electrónicos para aprovechar en comunicarse de alguna forma. El problema es que los padres también están concentrados en lo que acontece en las redes y dejan de lado completamente lo que sucede. No digo que suceda siempre pero aquí es donde claramente aparece el concepto en mención: de alguna forma estamos solos en la vida real, donde la interacción con la red es vital para romper esa soledad.

Incluso en un concierto, gran parte de los asistentes viven pegados al teléfono grabando lo que pasa en vivo, cuando la idea es que disfrutes el recital. Uno va a un evento así para vivir una experiencia y en muchos casos solo terminamos recordando las grabaciones que hicimos con nuestro smartphone.

Otro ejemplo bastante común es en el transporte público, nos concentramos viendo las redes sociales, algún video en internet y no nos percatamos de lo que sucede: una persona de avanzada edad, una persona discapacitada, una señora embarazada, etc. Muchas veces vivimos en una "burbuja cibernética" donde solo explota cuando sucede algo de mayor importancia y perdemos muchos detalles que pueden requerir de nuestra atención.

Los dispositivos electrónicos han llegado para quedarse y es muy difícil resistirse a tal inmersión. Se han vuelto muy necesarios y aquí es donde aparece la siguiente pregunta: ¿Qué tan grave es la soledad interactiva? Si hemos llegado a este punto, podemos decir que es algo que está cada vez más presente en la gente y es muy difícil salir de ese entorno.

Tener una dependencia a estar conectado se está volviendo un problema bastante común y en muchos casos es tratado como una adicción. ¿Qué hacer en esos casos? La respuesta es bastante alarmante porque es muy difícil luchar contra esto. Lamentablemente, los dispositivos electrónicos son muy importantes en la actualidad y en muchos casos dependemos de ellos para realizar ciertas tareas.

Ahora mismo varias empresas están relacionando sus labores en base a los dispositivos inteligentes. Amazon, por ejemplo, ya tiene tiendas dedicadas donde portar un teléfono es vital para poder realizar nuestras compras o incluso algunas universidades autorizan la entrada a sus instalaciones mediante una aplicación. En ambos casos, el uso de los dispositivos inteligentes vuelve las tareas muy cómodas, pero indirectamente se aporta a esta "soledad interactiva".

Está claro que este tema se va a ver mucho más seguido. Vivimos pendientes de lo que pasa en la red y olvidamos lo que realmente sucede a nuestro alrededor. Incluso es muy difícil invitar a la reflexión cuando todos en algún momento nos hemos sentido absorbidos por el dispositivo móvil. Lo que realmente importa es conocer y responder ¿Cuánto tiempo estamos pendientes de nuestro smartphone? Y la más importante de todas ¿Qué es lo que dejamos de hacer por estar conectados en la red?

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Carlos PorrasCarlos Porras

Carlos Porras

Ingeniero de Telecomunicaciones

Conductor del programa “Gamers” en CMD y editor en Tec.com.pe. Experto en videojuegos, tecnología y, por supuesto, gamer.

Comentarios