¿Por qué es importante la temperatura dentro de la oficina?

Te contamos un poco más sobre el bienestar térmico

Posteado por: Roly Jara Espinoza , 05/08/2016

En la actualidad muchas empresas tienen instalados equipos de aire acondicionado, siendo esta una fuente de confort térmico y de bienestar sobre todo en las épocas de mayor temperatura (verano), pero también son un riesgo para nuestra salud si no son usados en forma adecuada.

¡Hace mucho frío! ¡Hace mucho calor! ¡Aumenta la temperatura! ¡Ahora disminúyela! Son algunas frases que seguro has escuchado antes en tu oficina.

Según una investigación de CareerBuilder (site de empleos en USA), la temperatura dentro del ambiente laboral es muchas veces una fuente de conflicto entre los trabajadores, 1 de cada 5 profesionales ya discutió por causa de la temperatura en la oficina y el 18% ya cambió el termostato durante épocas de baja temperatura a escondidas de sus compañeros de trabajo.

El bienestar térmico suele definirse como la sensación de satisfacción con el ambiente térmico expresada por las personas. La falta de bienestar térmico o sensación de insatisfacción térmica puede deberse a una sensación incómoda de frío o de calor en todo o parte del cuerpo.

Según resultados del “I Barómetro de la salud en entornos laborales” elaborado por HGS (consultora del grupo Palpematic – empresa española dedicada a la Higiene, Bienestar y Confort), se halló que el 49% de los trabajadores consideran que la temperatura en la que desarrolla su trabajo es inadecuada (mucho frío o mucho calor), el 81% afirma que esto repercute negativamente en su rendimiento y el 56% reivindican que la climatización es uno de los ámbitos que deben mejorar a corto plazo en su entono de trabajo.

En nuestro país usamos como referencia una serie de normas técnicas extranjeras como la del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo de España, que usa la Norma Internacional UNE – EN ISO 7730 donde se recomienda que para conseguir bienestar térmico en las oficinas en la época de invierno, la temperatura debe ser de 20⁰ C a 24⁰ C (con ropa abrigada) y de 23⁰ C a 26⁰ C en Verano (si se lleva ropa ligera).

En estos días de invierno tenemos algunas opciones para lidiar con las temperaturas mas frías en la oficina como vestir con más de una prenda (polo, camisa y chompa), calentadores, ingerir bebidas calientes, vestir una casaca o suéter pesado todos los días para usarlo cuando salimos del trabajo, etc. Además, los casos de resfriados y alergias respiratorias aumentan, debiendo evitar los cambios bruscos de temperatura, nuestro sistema inmunológico se tiene que adaptar a estos cambios de temperatura y es aquí cuando los virus aprovechan para enfermarnos. Según un artículo en la revista British Medical Journal, la reducción de un grado centígrado en las temperaturas está directamente relacionada con un aumento del 2% en el riesgo de infarto de miocardio.

Por más simple que sea alterar el termostato sin que tu compañero de trabajo te vea, una solución más practica podría ser conversar para llegar a un acuerdo sobre la temperatura más confortable para todos.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Roly Jara EspinozaRoly Jara Espinoza

Roly Jara Espinoza

Coordinador corporativo de salud ocupacional en Scotiabank

Médico especialista en Medicina Ocupacional y Medio Ambiente, auditor médico con maestría en Salud Ocupacional y Medio Ambiente, maestría de Medicina Ocupacional, diplomado internacional en Gestión de Salud y Seguridad en empresas. Certificado como Conservacionista Auditivo por The Council for Accreditation in Occupational Hearing Conservation (CAOHC). Homologado en España, con experiencias académicas y laborales en Colombia, Brasil y Argentina. Miembro activo de la International Commission on Occupational Health (ICOH).

Comentarios