¿Qué sucede si dejo de aportar a mi AFP?

Te explicamos cómo podría afectarte a ti y a tus beneficiarios

Posteado por: José García Puntriano , 11/04/2017

Son muchas las interrogantes que surgen cuando uno ha dejado de aportar a su fondo de pensiones, ya sea porque dejó su empleo o se quedó sin él; o porque salió de un empleo formal y ahora trabaja como independiente y no aporta; o porque su empleador ha dejado de aportar a pesar de haber efectuado los descuentos en las boletas; o por otros motivos. Lo cierto es que, sea cual fuere la razón, sí hay implicancias generadas al dejar de aportar, las cuales deberíamos tomar en cuenta.

Lo primero que me gustaría indicar es que no pierdes lo que hayas aportado con anterioridad, así dejes de aportar y no vuelvas a hacerlo nunca más. Aquí haré un paralelo con las cuentas de ahorro en un banco, haciendo una analogía que permitirá comprender con mayor claridad este punto:

Si decidimos abrir una cuenta de ahorros en un banco, con la finalidad de ir juntando un dinero que nos permita lograr más adelante alguna meta que queremos alcanzar, probablemente nos acercaremos cada cierto tiempo a la ventanilla del banco para depositar algún dinero que hayamos podido separar luego de nuestros gastos.

En los meses siguientes, conforme vayamos depositando más dinero en nuestra cuenta de ahorros en el banco, nuestros ahorros irán creciendo, tanto por los nuevos depósitos que hagamos como por los intereses que ganen estos.

Si luego nuestra economía personal sufre un cambio y ya no podemos seguir ahorrando en el banco, el dinero que teníamos en nuestra cuenta de ahorros, seguirá ahí, no lo perderemos. Sencillamente este ahorro ya no crecerá por nuevos depósitos pero sí por intereses. La cuenta de ahorros en el banco continuará a nuestro nombre, y el dinero acumulado en ella también.

Lo mismo ocurre con tu fondo de pensiones en la AFP, que es una cuenta de ahorros cuya finalidad o meta principal es juntar un dinero para que te permita utilizarlo a partir del momento en que llegue tu jubilación. Todo lo que hayas aportado con anterioridad a tu fondo de pensiones en tu AFP es tu ahorro, se encuentra exclusivamente a tu nombre y no lo perderás si dejas de aportar. Adicionalmente la rentabilidad que genere continuará abonándose a tu nombre.

Un par de precisiones al ejemplo que acabo de dar son que si en un banco no efectúas ningún movimiento en tu cuenta de ahorros durante el lapso de diez años y no te comunicas con el banco, tus ahorros podrían pasar al Fondo de Seguro de Depósitos. En el caso de tu fondo de pensiones, tus ahorros no pasarán en ningún momento al Fondo de Seguro de Depósitos, tampoco pasarán a la AFP que los administra ni a ninguna otra institución, tus ahorros en la AFP siempre serán tuyos. La otra precisión es que en ambos casos, bancos y AFP, podría haber cargos por comisiones, las cuales son anunciadas de antemano y se encuentran a disposición del público.

Pasemos a responder otra de las preguntas, ¿tengo ahora una deuda con la AFP por haber dejado de aportar?, es decir ¿debo los aportes que no efectué? La respuesta es que no tienes una deuda con la AFP por lo aportes que no efectuaste, no tienes que pagar moras o intereses por lo tanto, pues no existe deuda. Tampoco corresponden multas.

Una precisión a hacer sobre este último tema es si eres empleador, en ese caso sí tienes la obligación de aportar dentro del plazo debido lo correspondiente a cada uno de tus trabajadores. El no hacerlo sí te acarreará deudas y el pago de intereses.

Hay dos temas adicionales, muy importantes, que deberías tomar en cuenta si has dejado de aportar. El primero de ellos es el referente a la cobertura del Seguro de Invalidez, Sobrevivencia y Gastos de Sepelio.

¿Cómo funciona este seguro?, si por ejemplo sufres una invalidez que te incapacite para seguir trabajando, entonces las compañías de seguro que cubren al sistema privado de pensiones, pondrán dinero en tu cuenta de ahorros en la AFP hasta completar el monto que sea necesario para que puedas recibir una pensión de por vida. En otro ejemplo, si mueres, entonces las mencionadas compañías de seguro abonarán a tu cuenta de ahorros en la AFP el dinero que se necesite para que tus beneficiarios, que pueden ser tu cónyuge, hijos y padres, reciban una pensión cuyo monto guarde relación con los ingresos que tenías, así como para cubrir los gastos de sepelio.

¿Qué sucede con la cobertura del seguro en caso hayas dejado de aportar? Si no cuentas con al menos cuatro aportes efectuados durante los últimos ocho meses anteriores a la ocurrencia del siniestro, entonces no tendrás la cobertura del seguro. En este caso, si quedas inválido o mueres, no habrá ningún aporte adicional a tu cuenta de ahorros y la pensión que se genere, para ti como inválido o para tus sobrevivientes si has muerto, se calculará en base a lo que ahorraste hasta el momento.

En resumen, la idea del seguro es que el monto de la pensión mantenga un estándar relacionado a los ingresos que se tenía. Sin seguro en cambio, el monto de la pensión se calculará en base a lo que haya en la cuenta de ahorros, así resulte un monto bajo con respecto a los ingresos que se tenía.

Si dejas de aportar, puedes perder la cobertura del seguro, y si ocurre un siniestro, tus beneficiarios podrían quedar con una pensión muy baja.

Mencioné que eran dos temas adicionales muy importantes, el primero es el tema del seguro, el segundo de ellos, y probablemente el más importante, es que si dejas de aportar a tu AFP, entonces estás dejando de ahorrar para tu pensión. Si permaneces largos periodos de tiempo sin ahorrar para tu pensión, entonces el fondo que acumules será menor a lo que sería si estuvieses aportando. Si el fondo que acumules para tu pensión es menor, entonces tu pensión será menor.

El monto de tu pensión está directamente relacionado con la frecuencia y cantidad de aportes que efectúes. Si no estás aportando, tu pensión futura se está afectando. Si no estás aportando ¿Qué puedes hacer para no perder la cobertura del seguro y no afectar el monto de tu pensión?, pues puedes aportar por tu cuenta vía los aportes obligatorios como independientes, no necesitas estar empleado o ser dependiente para hacerlo, basta con que te encuentres afiliado y efectúes tus aportes con la oportunidad y frecuencia debida.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

José García PuntrianoJosé García Puntriano

José García Puntriano

Especialista en Mercados de Capitales y AFP

Experto en inversiones y sistemas de pensiones, tema por el que ha sido diplomado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Es autor del libro "Más y Mejores Pensiones", en el que propone una reforma integral del sistema previsional peruano. José tiene una amplia trayectoria profesional en finanzas, gestión de portafolios y mercados de capitales. Es docente universitario, conferencista y escritor de artículos en revistas financieras. Cuenta con maestrías en dirección de empresas por la Universidad de Madrid y por la UPC, es economista por la Universidad de Lima y ha realizado estudios de especialización y seminarios en prestigiosas instituciones financieras en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia y Holanda.

Comentarios