¿Sabes por qué se produce el mal aliento?

Conoce un poco más sobre este problema y cómo evitarlo

Posteado por: Sara Abu-Sabbah Mitre , 13/06/2017

No solo lo que comes produce mal aliento (halitosis), sino también en qué momento lo haces. Se puede llevar una buena higiene bucal y no tener caries dentales pero aún así muchas personas pueden tener mal aliento. Las causas de la halitosis pueden ser múltiples: la ingesta de alcohol, el tabaquismo, falta de higiene, presencia de caries, alguna medicación o incluso el estreñimiento, sin embargo ahora se suman otros factores: la dieta y los hábitos de alimentación. No sólo lo que comes sino cuándo comes pueden producir mal aliento.

Mantener la boca cerrada o sin masticar por tiempo prolongado pueden causar mal aliento. Esto se da por dos mecanismos que tienen que ver con el ayuno y la saliva. Al masticar producimos saliva utilizando y renovando ese flujo mientras comemos. Pero si la saliva se mantiene estancada en la boca por algunas horas, puede empezar un proceso de putrefacción con pequeños residuos de alimento que pudieron quedar rezagados al cepillado dental.

Por otro lado, los estados de ayuno causan mal aliento debido a que en ese periodo al descender los niveles de glucosa en sangre, el metabolismo activa otras rutas para brindar glucosa a la sangre y distribuirla a las células que lo requieran, dicha glucosa se obtiene de degradar otros compuestos de reserva que pueden causar mal olor.

La solución no es mantener una masticación constante, pero sí evitar que pase más de 6 horas sin ingerir alimento. Si el objetivo es evitar el mal aliento, lo ideal es masticar cada 4 horas, pauta que además es compatible con las dietas para perder peso en donde se recomienda ingerir alimentos cada 3 a 6 horas.

Si la persona está habituada a ingerir alimentos 3 veces al día o cada 6 horas; debido a su estilo de trabajo o actividad, puede pasar varias horas sin hablar así que masticar goma de mascar libre de azúcar puede evitar el mal aliento por el estancamiento de saliva. Por otro lado, esta goma va capturando residuos de alimento que pudieran estar en la zona favoreciendo la limpieza.

Pero si ingieres alimentos entre comida verifica que estos no sean cariogénicos, es decir formadores de caries por contener azúcares fermentables. Lo más recomendado entre comidas evitando el mal aliento es un puñado de frutos secos como las almendras.

Mencioné los alimentos cariogénicos, estos son alimentos que contienen azúcares que sirven de alimento a las bacterias que causan caries. El más representativo es la leche con lactosa (azúcar de la leche) es un manjar para las bacterias que provocan mal aliento, en realidad cualquier derivado lácteo con lactosa. Otros ejemplos de alimentos cariogénicos son las golosinas y los que tienen azúcares agregados como pasteles y bebidas azucaradas. Lo ideal es evitar estos alimentos y en caso de ingerirlos, cepillarse los dientes luego de la ingesta.

Una dieta rica en carnes, sobre todo si comes de noche, provoca mal aliento. Las proteínas de las carnes están constituidas por diferentes aminoácidos, su proceso de digestión es más lento y la mayor permanencia en dicho proceso puede expedir olores fuertes. Lo recomendable para quienes deben cuidar su aliento, es evitar por la noche carnes en general y carnes rojas en particular.

Otro aspecto a tomar en cuenta es que hay alimentos con componentes azufrados, los lácteos son uno de ellos y por eso también causan mal aliento. Otros más ricos aún en estos compuestos y de sabor intenso son el brócoli, la cebolla, el ajo, pimiento, la col, el pescado, la clara de huevo, la carne. Las bebidas con alcohol al igual que el tabaquismo causan mal aliento.

Alimentos que ayudan a prevenir el mal aliento:

Ingerir alimentos ricos en fibra como espinaca, lechuga, zanahoria, espárragos, berenjena, tomate y frutas en general con cáscara pero especialmente la manzana, ayuda a prevenir la halitosis. Al demandar un trabajo masticatorio mayor promueve la producción de saliva y la fibra que contiene hace un trabajo mecánico de arrastre en residuos adheridos a los dientes favoreciendo su eliminación.

Hidratarse con agua es muy importante en la prevención de halitosis, beber poco líquido disminuye la formación de saliva y por tanto facilita el estancamiento de residuos que sirven de alimento a las bacterias.

Alimentos ricos en clorofila tienen la cualidad de reducir el mal aliento, a la cabeza se encuentra el perejil, espinaca, albahaca, hojas de menta, hierbabuena y muña.

Pautas para evitar el mal aliento:

  • Cepillarse los dientes luego de ingerir alimentos
  • Acudir al odontólogo para chequeos preventivos
  • Evitar alimentos fuentes de azúcar
  • Evitar el ayuno prolongado
  • Masticar goma de mascar sin azúcar en periodos largos donde no se hablará
  • Prefiera un puñado de frutos secos como snack entre comidas
  • Beber de 6 a 8 vasos de agua al día
  • Evitar el estreñimiento
  • Controlar el consumo de carnes en especial las rojas
  • Consumir con frecuencia alimentos ricos en fibra y clorofila

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Sara Abu-Sabbah MitreSara Abu-Sabbah Mitre

Sara Abu-Sabbah Mitre

Especialista en Nutrición y Dietética

Formada en la UNIFE, cuenta con una maestría en Ciencias Básicas con mención en Bioquímica. Es docente de posgrado en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Brinda conferencias de carácter científico a nivel nacional. Es autora de artículos publicados en diversas revistas de interés. Como comunicadora, ha sido conductora del programa “Salud en RPP” durante siete años, el cual fue premiado como “Campeón de la Salud” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Actualmente, conduce el programa radial “Siempre en casa”.

Comentarios