¿Se pueden reutilizar las botellas de plástico?

Conozcamos junto a nuestro especialista qué tan saludable es este hábito

Posteado por: Roly Jara Espinoza , 01/02/2018

Siempre se nos ha recomendado el consumo generoso de agua diariamente como un buen hábito de vida saludable, puesto que beneficia el funcionamiento físico y mental de nuestro organismo. Es por ello, que en la actualidad muchos de nosotros procuramos cuidar nuestra salud siguiendo este principio.

Sin embargo, la ingesta de agua en nuestros trabajos, centro de estudios o el gimnasio se hace comprando agua embotellada en materiales de plástico, debido a que este material es más liviano que el vidrio, el cristal o el aluminio. La practicidad, el ahorro económico, y nuestra intención ecologista, nos instan a no comprar otra botella de plástico sino a reutilizarla llenándola nuevamente.

Pero: ¿Es ésta una práctica realmente saludable? ¿Es correcto reutilizar botellas de plástico? ¿Qué alternativas podemos poner en práctica? Son algunas de las preguntas que surgen rápidamente.

Al respecto de las botellas de plástico:

Existe la polémica sobre el riesgo del uso de botellas plásticas. Usualmente se hace referencia a un riesgo tóxico. Hay una sustancia (compuesto orgánico) llamada BISFENOL A (BPA), la cual ha sido usada en el mercado ampliamente desde hace 50 años como Policarbonato de plástico que se utiliza para la fabricación de productos plásticos como biberones y botellas de agua, equipamiento deportivo, dispositivos médicos y dentales, lentes orgánicos, CD, DVD, y algunos electrodomésticos.

Debido a que las botellas de PLÁSTICO RÍGIDO son fabricadas a base de Polibicarbonato que contienen el aditivo BISFENOL A (BPA), y que éstos pueden ser liberados al agua que consumimos, se ha instalado la interrogante: ¿Cómo afecta esta situación a nuestra salud?.

Hace unos años un estudio del centro para el Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos encontró que más del 90% de los estadounidenses tenían trazas de esa sustancia en la orina. Algunos expertos suelen relacionar esta sustancia con problemas graves de salud como la diabetes, obesidad, infertilidad, cáncer, etc.

Se conoce que la cantidad de BISFENOL A liberado en una ingesta de agua es tan mínima que muchas entidades reguladoras de salud como la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria o la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), no la consideran un peligro. Sin embargo es preciso resaltar que las botellas plásticas son elaboradas para 1 solo uso. Por otro lado, el BISFENOL A forma parte de un grupo de sustancias que se están reevaluando constantemente a nivel científico para descartar que sean potencialmente dañinas.

Algunos expertos señalan que dicha sustancia funciona como disruptor endocrino, lo que podría causar problemas hormonales. En estudios con animales y en dosis muy altas, se ha relacionado esta sustancia con estos problemas. También está demostrado que si el plástico se somete a temperaturas muy altas se multiplica la liberación de este aditivo. Por lo cual por un motivo de precaución, en Europa, está prohibido su uso en productos destinados para la lactancia y la edad temprana como los biberones o envases para niños.

Por otro lado, las botellas de PLÁSTICO FLEXIBLE hechas de Tereftalato de polietileno (PET) son 100% reciclables y no usan el BISFENOL A como aditivo. Las podemos identificar por su símbolo triangular negro y las siglas “PET”.

alt text

¿Cuál sería el verdadero riesgo?

Los expertos coinciden en que el mayor riesgo para la salud asociado a la reutilización de las botellas de plástico es microbiológico. El uso diario de la botella puede provocar la rotura física del plástico, en forma de rayaduras, grietas o quiebras en el material poroso. Su resistencia mecánica está pensada para un único uso.

Si hemos bebido directamente de una botella y la hemos llenado repetidas veces, el interior de la botella ya no mantiene sus iniciales condiciones de total asepsia contaminándose con microorganismos y bacterias que proceden de nuestra boca o del ambiente. Según Treadmill Reviews, que compila investigaciones de expertos en el mundo fitness, beber un trago de una botella reutilizada sería equivalente a lamer la tapa del inodoro.

Un estudio de 2002, publicado en la revista Canadian Journal of Public Health, determinó que dos tercios de las 76 botellas de agua que utilizaban estudiantes de primaria superaban los límites de bacterias recomendados. Algunos de esos recipientes habían pasado hasta seis meses sin lavarse.

En efecto, la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas de España recomienda no reutilizar o rellenar las botellas de agua envasada por razones organolépticas, entre otras.

Algunas recomendaciones generales…

  • Si vamos a utilizar botellas plásticas rígidas y reutilizarlas, debemos considerar no someterlas a altas temperaturas y lavar con detergente suave la botella.

  • Si vamos a utilizar una botella plástica flexible libre de BISFENOL A (identificándola por el símbolo negro PET), y reutilizarla, asegurémonos de las medidas que debemos tomar en cuenta: Lavar bien el recipiente con un detergente suave e inspeccionar minuciosamente que esté libre de roturas, rayaduras, etc. Y recordar que este tipo de botellas están diseñadas para un sólo uso por lo cual no deben reutilizarse muchas veces.

  • Sin embargo recordemos que otras muy buenas alternativas de envases que podemos seguir usando pueden ser: Recipientes de vidrio, de cristal, o de acero inoxidable (muy utilizado últimamente).

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Roly Jara EspinozaRoly Jara Espinoza

Roly Jara Espinoza

Coordinador corporativo de salud ocupacional en Scotiabank

Médico especialista en Medicina Ocupacional y Medio Ambiente, auditor médico con maestría en Salud Ocupacional y Medio Ambiente, maestría de Medicina Ocupacional, diplomado internacional en Gestión de Salud y Seguridad en empresas. Certificado como Conservacionista Auditivo por The Council for Accreditation in Occupational Hearing Conservation (CAOHC). Homologado en España, con experiencias académicas y laborales en Colombia, Brasil y Argentina. Miembro activo de la International Commission on Occupational Health (ICOH).

Comentarios