¿Sudoración excesiva en este verano?

Te damos algunos tips para mantenerte fresco

Posteado por: Roly Jara Espinoza , 13/03/2017

Los cambios climatológicos y el calentamiento global están haciendo que las temperaturas sean cada vez más altas en algunas partes del mundo, este verano fue uno de los más calurosos en nuestro país después de muchos años. Si bien es cierto que hay muchas incomodidades a causa del calor intenso como el disconfort térmico, una de las preocupaciones para muchos es el exceso de sudor.

Amanece, nos levantamos de la cama, nos bañamos, nos alistamos para ir al trabajo, estudio o salir a hacer alguna actividad fuera de casa; si tenemos la suerte de desplazarnos en un vehículo con aire acondicionado, probablemente tengamos un viaje confortable, pero si vamos en una couster, Metropolitano o en el Tren Eléctrico, nos esperará una odisea.

La constante sensación de humedad en el cuerpo malos olores, manchas en la ropa y la intranquilidad por evitar que las demás personas noten el problema son sólo algunos de los inconvenientes que tenemos que enfrentar, aún muchas veces usando desodorante. Controlar el exceso de sudor requiere un riguroso cuidado tanto en la vestimenta como en la alimentación y no es una tarea tan difícil. Existen personas que particularmente pueden tener algún trastorno funcional en la producción excesiva de sudor y tengan que necesitar de tratamiento quirúrgico, en otras es mucho más simple, a continuación algunos tips para controlar el exceso de sudoración:

  1. Debemos bañarnos diariamente, de esta manera impediremos que queden residuos de sudor en la piel, por lo que tomar una ducha todos los días mantendrá nuestras axilas frescas. Es importante no usar jabón cosmético en ellas, a menos que sea antibacteriano porque precisamente, muchas veces es la causa de la transpiración. Al salir del agua hay que secarnos muy bien con una toalla, a las bacterias que producen mal olor les gustan las zonas con mucha humedad, los cuales se encuentran en los pliegues de la piel húmeda, propicias para su proliferación.

  2. Debemos usar antitranspirantes en la mañana y en la noche, en especial después de la ducha, debemos aplicarnos en toda la zona axilar, en una cantidad que abarque por completo la zona axilar para garantizar el efecto antitranspirante. Existen presentaciones en barra, gel y spray, lo importante es que cumpla su función protectora y que además no deje manchas en la vestimenta.

  3. Usar la ropa adecuada. Generalmente, las prendas de tela sintética tienden a impedir el paso del aire hacia el área axilar y el sudor se acumula. Es mucho más recomendable usar ropa de algodón o fibras naturales para que el cuerpo pueda ventilarse y la transpiración se evapore.

  4. Los vellos aumentan el calor y por ende la humedad de las axilas, la depilación en las mujeres y mantener lo más corto posible el vello axilar en los hombres es muy importante para evitar que se formen interferencias entre la piel y la ropa, ya que podría acumularse el sudor y complicar aún más el exceso de transpiración.

  5. Nuestro cuerpo debe ventilarse por eso no debemos abrigarnos más de lo requerido, es perjudicial ponernos más ropa de la necesaria, aún cuando sea para que las demás personas no vean las manchas de sudor. Hacerlo hará que el cuerpo en general aumente la temperatura y la transpiración. Además, el sudor no se evaporará por la falta de aire y se quedará en la piel.

  6. Beber mucho líquido, de preferencia solo agua, ayudará a mantener el cuerpo permanentemente hidratado, ocasionando que la temperatura corporal se equilibre e impida que el organismo libere el calor en forma de transpiración. Con la ingesta de agua siempre sentiremos frescura y desaparecerá el molesto sudor. Además, tomar dos litros de aguas diarios ayuda al correcto funcionamiento del organismo y a la buena apariencia de nuestra piel (hidratada y lozana).

Finalmente recordemos que cuando la sudoración excesiva es durante todo el año sin importar el calor debemos visitar a un médico especialista y podamos descartar la Hiperhidrosis axilar (desencadenada por estímulos nerviosos), que generalmente comienza a manifestarse en la adolescencia, con el desarrollo hormonal, la mayoría de las veces sin olor, aunque algunas personas tienen un olor intenso, secundario a su transpiración.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Roly Jara EspinozaRoly Jara Espinoza

Roly Jara Espinoza

Coordinador corporativo de salud ocupacional en Scotiabank

Médico especialista en Medicina Ocupacional y Medio Ambiente, auditor médico con maestría en Salud Ocupacional y Medio Ambiente, maestría de Medicina Ocupacional, diplomado internacional en Gestión de Salud y Seguridad en empresas. Certificado como Conservacionista Auditivo por The Council for Accreditation in Occupational Hearing Conservation (CAOHC). Homologado en España, con experiencias académicas y laborales en Colombia, Brasil y Argentina. Miembro activo de la International Commission on Occupational Health (ICOH).

Comentarios