Summit: El nuevo superordenador de EEUU

Descubre su potencia y todo lo que puede lograr

Posteado por: Carlos Porras , 25/06/2018

Me fascina hablar sobre futuras tecnologías que podrían llegar a nuestro poder dentro de poco. También me gusta analizar nuevas posibilidades cada vez que un nuevo dispositivo es lanzado al mercado. Hoy iremos un poco más allá: comentaremos y analizaremos un poco a Summit, conocido como el nuevo superordenador más poderoso del mundo.

Antes de hablar sobre Summit, hay que decir que un superordenador es una computadora que está altamente capacitada para realizar las operaciones de cálculo o tareas específicas que requieren de una gran capacidad técnica. Si preguntas qué uso podrían tener estos ordenadores, muchos de ellos se utilizan para crear cerebros artificiales, comprender cómo se producen los terremotos y hasta hacer simulaciones de cómo ocurrió el Big Bang.

Dicho esto, tenemos que comentar que Summit se posiciona como el nuevo superordenador de EEUU y supera ampliamente al anterior modelo que le pertenecía a China. Este superordenador está creado con la colaboración de IBM y Nvidia, quienes se centraron en conseguir un gran rendimiento sin gastar tanta energía. Summit se encuentra en el laboratorio nacional Oak Ridge y es la versión actualizada de Titan, superordenador que hace solo ocho meses se encontraba en la quinta posición y al día de hoy está casi obsoleto.

Summit le ha costado al laboratorio nacional 200 millones de dólares y mide aproximadamente lo mismo que dos canchas de tenis. Consume alrededor de 15 MW de energía, lo que equivale a casi a 37 mil computadoras prendidas al mismo tiempo.

Cuenta con 9200 procesadores Power9 de 44 núcleos cada uno, que nos da una cantidad de 404 800 núcleos en total. Este procesador Power se hizo conocido en el 2011 cuando un superordenador llamado Watson ganó por primera vez en la historia a un humano en el juego Jeopardy. Cuenta con 27 600 GPU Nvidia Tesla V100 y con 250 000 TB de espacio de almacenamiento.

El rendimiento que puede alcanzar es de 200 petaflops, es decir, 200 000 billones de operaciones por segundo. Si queremos una comparación más curiosa, su rendimiento podría compararse a 33 333 Xbox One X funcionando juntos (la consola más potente del mundo), o casi 50 000 PlayStation 4 Pro (la consola más potente de Sony).

Algo curioso es que deja muy atrás al anterior superordenador: el Sunway TaihuLight de Guangzhou contaba con 93 petaflops de potencia, algo igual de sorprendente, pero muy por debajo del nuevo rey.

Este superordenador ya lleva en desarrollo varios meses, e incluso ya hay videos en la red donde se muestra su funcionamiento y las instalaciones. Hace poco fue oficialmente presentado, y aunque no podemos decir que marque un antes y un después, Summit va a ser el objetivo a vencer en esta carrera de superordenadores. Desde ahora nos dicen que ya están trabajando en un nuevo superordenador para el 2021 y se espera que pueda llegar a las mil millones de operaciones por segundo, o lo que es lo mismo, será el primer superordenador en estrenar el prefijo Exa.

El sistema operativo que utiliza es una versión de Linux adaptada a las necesidades del Oak Ridge. El uso de este sistema operativo libre los ayudará a tener un control, más medidas de seguridad y a poder configurarlo según lo que se necesite. Más del 50% de los superordenadores en el mundo utilizan Linux, y se espera que esta tendencia se siga manteniendo.

Si te preguntas qué cosa podrían hacer los científicos con una máquina con tanto poder, pues sus investigaciones van desde saber cómo explotan las supernovas, modelar el interior de la Tierra, supervisar el cambio climático o algunos proyectos que exploren los orígenes del universo.

Sin duda este proyecto es algo sin precedentes, y solo demuestra la intención de avanzar que tienen los científicos en todo el mundo. Aunque China sigue teniendo la mayor cantidad de superordenadores en el mundo, siempre que aparece uno que se adelante de forma abismal motiva a doblar los trabajos, así que solo es cuestión de tiempo para que aparezca un nuevo rey.

Hay que mencionar que Perú también tiene un superordenador en la Amazonía, y que tuvo un presupuesto de 1.5 millones de soles. Este superordenador está a cargo de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana, y aunque se estima que ronda solo los 50 teraflops (algo que no se compara con Summit), ayuda a la investigación en nuestro país.

La solución de ciertos problemas está al alcance de estas máquinas, y al crecer exponencialmente siempre es interesante conocer qué pueden descubrir. Muchos se encuentran incluso simulando cómo se creó la vida gracias a la entropía, y otros cómo se creó el universo. Estos superordenadores siempre dan mucho de qué hablar, y con tanto poder en nuestras manos crean posibilidades infinitas que más de uno quisiera aprovechar.

Y a ti, ¿qué te gustaría investigar utilizando toda la potencia de estas máquinas?

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Carlos PorrasCarlos Porras

Carlos Porras

Ingeniero de Telecomunicaciones

Conductor del programa “Gamers” en CMD y editor en Tec.com.pe. Experto en videojuegos, tecnología y, por supuesto, gamer.

Comentarios