Versatilidad laboral en el futuro

Cómo sobrevivir a un mercado de trabajo cada vez más cambiante

Posteado por: Roberto Lerner , 31/07/2017

Ofrecen el oro y el moro cuando vienen al colegio las universidades —de aquí y de afuera— o nos llevan a sus campus, todo para cortejarnos y decirnos que estudiemos donde ellos. También padres y maestros ajustan, inducen, preguntan: ¿ya escogiste? y las empresas, todas, son el “mejor sitio para trabajar”.

Para los que terminamos el colegio o los primeros años de la universidad, o hemos comenzado eso que llaman línea de carrera, la cosa es de lo más confusa. ¡Mucho ruido! ¿Qué es trabajar? Antes no había mayor problema: cultivar el campo, luego operar alguna máquina, más tarde llevar a cabo algún servicio —de los que requieren de poca especialización, o de esos que demandan hilar fino y de los que dependen vidas—, pero, ¿mañana?

Dicen que los trabajos más importantes de aquí a 15 años, ni siquiera existen actualmente, y tampoco los lugares donde se podría aprender lo que necesitarán en términos de habilidades y conocimientos.

Un libro muy reciente llamado Máquina, plataforma, multitud: aprovechando nuestro futuro digital (la traducción es mía), arroja luces sobre el futuro del trabajo. Y son 3 los giros más sustanciales.

La Inteligencia artificial, de haber visto nuestras facultades fortalecidas en precisión y rapidez por las computadoras al alcance de todos, nos acercamos a una alianza hombre-máquina en la que la segunda comienza a tomar más y más control. ¿Qué ropa nos ponemos según el clima, qué ruta tomamos según nuestra posición y el tránsito, a qué lugar acudimos a divertirnos según las coordenadas geográficas de nuestros amigos, qué taxi o qué habitación elegimos? Esas son las preguntas que resolvemos, quizá sin pensarlo demasiado, siguiendo las decisiones que toman por nosotros los algoritmos. Pero muy pronto, postular a un trabajo —hay hasta 39 filtros que usan videojuegos en línea para selección de personal, entre ellos planteados por Klujo y Knack — será también un asunto más cercano a la minería de datos que a Head Hunters o pruebas psicológicas. Sí, los juegos que usan los principios de las neurociencias y algoritmos predictivos se están convirtiendo en la principal fuente de decisiones organizacionales.

Justamente, ahí es donde aparecen las plataformas. La economía va a tener un claro desplazamiento de productos a estos espacios inmateriales en los que se va a dinamizar los intercambios, como ocurría con las ferias de antaño. ¿Almacenes en Amazon, vehículos en Uber, propiedades en Airbnb? De alguna manera, pero, ciertamente, eso no es lo esencial. Las personas vamos a trabajar con, dentro y para plataformas. Como ocurría con la abigarrada asistencia a las plazas principales de los pueblos medievales, solo que con algunas empresas cuyo valor es asegurar filtros, controles de calidad y estándares, así como “aceitar” las vías y convergencias entre distintos actores económicos.

Para terminar, contrariamente a países, universidades y corporaciones tradicionales, que integran a personas según reglas de pertenencia estrictas —ciudadanos del Perú y Argentina, por más que tengan intereses en común no pueden decidir hacer un pasaporte especial— y autoridades centrales que supervisan todo, el trabajo se va a producir cada vez más alrededor de individuos que actuarán en unidades informales, en alianzas temporales y oportunistas, en nódulos cambiantes.

Así que comencemos a mirar a otro lado, a explorar esas nuevas dimensiones, a poner menos énfasis en la decisión vocacional, la universidad y el trabajo definido de manera convencional.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Roberto LernerRoberto Lerner

Roberto Lerner

Psicólogo, Ph.D. con estudios en Universidad Católica de Nijmegen, Holanda

Psicoterapeuta de niños, adolescentes y familias, especialista en intervención en crisis. Consultor en recursos humanos. Obtuvo el Premio Nacional de Psicología en 1993. Director del Instituto Peruano de Acción Empresarial (IPAE). Miembro fundador de Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas (CEDRO). Autor de 6 libros. Columnista en un periódico importante y es blogger en “Espacio de Crianza”.

Comentarios