3 ejes importantes para alcanzar el éxito

Conoce la importancia de trabajarlos en conjunto

Posteado por: Otto Regalado Pezúa , 19/08/2019

Hay tres ámbitos que se encuentran muy presentes en la vida de las personas: el académico, profesional y personal. Lamentablemente, muchas veces no se desarrollan en paralelo, lo que ocasiona muchos problemas y la pérdida de oportunidades para alcanzar un bienestar pleno.

Uno de los primeros errores que se comete es que al terminar los estudios universitarios o técnicos, se apueste únicamente por la línea de carrera dentro de una empresa o en un emprendimiento propio. Si bien la premisa puede ser la búsqueda de experiencia, el dejar el hábito del estudio puede resultar perjudicial si es que transcurren varios años para volver a las aulas, esta vez a nivel posgrado. En mi experiencia como docente en ESAN, he visto cómo brillantes profesionales tienen severos problemas para volver al ritmo de estudio luego de las jornadas de trabajo. El punto más crítico es la deserción al no poder aguantar el ritmo.

Otro error frecuente es ver al ámbito personal como un elemento secundario. Muchas veces nuestro afán por alcanzar el éxito en lo profesional y/o en lo académico, nos lleva a descuidar nuestra salud por exigirnos más de la cuenta, a sacrificar tiempo de ocio y sobre todo, nos lleva a no atender a lo más importante: la familia.

El no tener tiempo para nuestros familiares o amigos, el dejar de lado los hobbies que nos hacen felices, nos puede pasar factura en el futuro al hacer una retrospectiva sobre cuánto hemos disfrutado la vida y compartido tiempo con quienes amamos. En 2018, Ruavieja, una marca de licores españoles, sacó la campaña “Tenemos que vernos más”, en la que tocaba este punto. Las personas suelen afirmar que sus seres queridos son lo más importante, pero la distribución de su tiempo no lo demuestra. Se suele pensar que siempre tendremos la oportunidad de hacer las cosas que nos hacen felices cuando en realidad el tiempo pasa y no regresa.

Sin el soporte familiar la pendiente en la carrera de la vida será más pronunciada. Asimismo, sin salud no hay trabajo. Aquí es necesario implementar un hábito de salud preventiva para tratar los males en un inicio y de cara al trabajo ser más productivos.

Como hemos podido apreciar, cada uno de estos ámbitos (profesional, académico y personal), debe atenderse de manera paralela e integral y no secuencial. Con ello se tendrá una vida equilibrada. Para lograr esto es necesario tener una mejor organización de nuestras actividades y dividir nuestro tiempo de la forma más proporcional que se pueda para atender a cada uno de estos ámbitos.

Puede resultar obvio el hecho de atender el trabajo, la familia y seguir capacitándose, pero son pocas las personas que pueden decir que llevan estos tres ejes de forma igual de satisfactoria. Hoy más que nunca la organización y gestión del tiempo debe ser practicada.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Otto Regalado PezúaOtto Regalado Pezúa

Otto Regalado Pezúa

Director Comercial de ESAN Graduate School of Business

Doctor en Ciencias de las Organizaciones por la Université de Nice Sophia-Antipolis, Niza. Máster en Marketing Cuantitativo por la Université Pierre Mendes France, Grenoble. MBA de ESAN. Licenciado en Ciencias Administrativas por la Universidad de Lima. Actualmente, se desempeña como Director Comercial de ESAN Graduate School of Business; y es profesor visitante en el Tecnológico de Monterrey, Guadalajara y de la Universidad Internacional de Valencia, España.

Comentarios