9 lugares imperdibles en Buenos Aires

Descubre la mejor ruta para una aventura inolvidable

Posteado por: Joanna Boloña , 02/09/2019

Esta vez me tocó viajar a Buenos Aires y comparto con ustedes mis spots por si están pensando darse una vuelta, es una ciudad increíblemente hermosa.

  1. Don Julio
    Hoy por hoy es considerada la mejor parrilla del continente. Trabajan con los mejores insumos y aprovechan todo el animal (Aberdeen Angus y Hereford): fiambre, cortes, costillas y mollejas, que sirven perfectas y jugosas. Prueba el salamín de potro, que sirven como antipasto; y la entraña, que es una de las mejores de toda Argentina y de las que he probado en mi vida. Si te gustan los vinos, su cava subterránea es una de las más surtidas de la ciudad: 13 mil botellas de mil etiquetas distintas. (Guatemala 4699, Buenos Aires/ www.parrilladonjulio.com )

  2. Palacio Barolo
    Es un edificio de oficinas ubicado sobre la Avenida de Mayo en el barrio de Monserrat. Fue inaugurado en 1923 y diseñado por el italiano Mario Palanti. En 1997, fue declarado monumento histórico nacional. El arquitecto construyó este palacio a pedido del empresario textil Luis Barolo, que tenía obsesión con Dante Alighieri. Hoy funciona como un edificio de oficinas que tiene 520 locales. Lo bonito de hacer un tour en el Palacio es que te explican toda la arquitectura, te detallan las analogías de la divina comedia relacionadas con el edificio y mientras vas pasando observas la transición del infierno al purgatorio. Finalmente, llegas al paraíso. La vista desde lo más alto es simplemente espectacular, se ve toda la ciudad. También, hay tours nocturnos. Los ascensores son propios de la época, toda una experiencia. La entrada cuesta $ 18 y puedes comprarlo ahí mismo o por web.

  3. Bosques de Palermo
    Son un conjunto de Parques ubicados en el barrio de Palermo, darte una vuelta por ahí es simplemente hermoso y relajante. Te recargas de buena vibra, además de relajarte y desconectarte. También, pasé por el rosedal, un ambiente muy lindo y con un hermoso paisaje para las fotos.

  4. El Cuartito de la Pizza
    Recomendar una pizzería en Buenos Aires es poco arriesgado, pero esta de verdad que cumple súper bien, además que tiene historia y es un clásico. Las masas no son delgadas como mandan en Nápoles; y el queso, tipo suizo, tiene la cantidad suficiente de grasa para convertirlo en un bocado sin culpa. La muzza, así le dicen. En el Cuartito, que tienen más de 80 años, la decoración respira fútbol y se siente como el local de toda la vida. En un día, pueden vender 800 pizzas. En Buenos Aires, por supuesto, las pizzas y las fugazzetas se toman con cerveza. Pídete una fainá, una masa de garbanzo y un moscato, vino dulce seco para completar el ritual. (Talcahuano 937, Buenos Aires)

  5. MALBA
    Ha sido una iniciativa privada que significó el inicio de nuevas exploraciones para el arte contemporáneo. En una de sus colecciones permanentes, propiedad del fundador, destacan las obras icónicas de grandes artistas como Frida Kahlo, Roberto Matta, Diego Rivera, Tarsila do Amaral, Lygia Clark y Guillermo Kuitca. Si te gusta visitar museos, ir al Malba es un must. Fue la primera vez que visité este lugar y realmente me encantó. (Avenida Presidente Figueroa Alcorta 3415/ www.malba.org.ar )

  6. Parque de La Costa en El Tigre (Parque de Diversiones)
    Al norte de Buenos Aires, se ubica Delta del Tigre, un espacio reconocido por sus paseos a través de los canales del río Tigre, por ser el escenario de clubes de remo, por su mercado de artesanos y por alojar el Parque de la Costa, uno de los parques de diversiones más grandes del continente. Cuenta con más de sesenta juegos mecánicos, cinco montañas rusas (una de ellas es acuática), una gran noria que se puede ver desde lejos y un parque acuático con seis toboganes de vértigo. (Vivanco 1509/ www.parquedelacosta.com.ar)

  7. Bar Florería Atlántico
    Ha sido nombrado como el mejor bar de toda América por la lista de los 50 Best Bars. Empezó como un speakeasy en el subsuelo de una florería en el barrio de Retiro. Su fundador, el bartender y empresario Tato Giovannoni, también ha creado un gin y un vermut argentino, que emplean en sus cócteles. Cada trago que tomes es una delicia no hay pierde.

  8. El Chori
    Decir que es solo un sitio de choripanes no sería hacerle mucha justicia, porque lo que hacen aquí es poner en valor la identidad culinaria de un país, bajo la forma de un sánguche popular, tan fácil de entender para cualquier argentino o viajero: pan y chorizo. Encuentras chorizos de autor, cuando invitan a chefs reconocidos para que hagan sus propias versiones: con cordero, con cerdo ahumado o con jabalí. El maridaje perfecto es un gin tonic, que elaboran con un destilado argentino, Príncipe de los Apóstoles, que lleva yerba mate. Más porteño, imposible. (Thames 1653, Buenos Aires/ www.facebook.com/Xchorix/)

  9. Librería Ateneo Grand Splendid
    Esta Librería está presente en toda lista internacional que elige a las librerías más preciosas del mundo: decenas de estantes de libros dispuestos en lo que fue un gran teatro con más de 500 butacas, tres niveles y una cúpula bellísimamente pintada por un artista italiano. El ateneo fue, primero, el Teatro Nacional Norte durante las primeras décadas del siglo XX. En 1917, lo demolieron para construir un nuevo hito en la historia porteña: el Grand Splendid. Fue inaugurado apenas dos años después, y allí se ofrecieron los mejores espectáculos de ballet y ópera, e incluso se proyectaron las primeras películas en el país. En el año 2000, se convirtió en librería conservando aquellos detalles históricos como algunas butacas y barandas. En el escenario, flanqueado por el telón original, semiabierto y de color carmesí, se ubica una cafetería donde puedes ojear los libros mientras tomas algo. (Avenida Santa Fe 1860).

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Joanna BoloñaJoanna Boloña

Joanna Boloña

Administradora y Marketera de la UPC

Reconocida conductora a cargo de SPORT ELEGANTE, un programa de entretenimiento deportivo. Estuvo 4 años como conductora radial en Studio 92. Se considera una Sport Lover y adicta a los viajes porque siempre recuerda que el dinero se recupera y el tiempo no.

Comentarios