Beneficios de la Rehabilitación Integral

Descubre su importancia para las personas con discapacidad

Posteado por: Adrián Frayssinet , 23/07/2019

La discapacidad es una condición dinámica, por consiguiente siempre es factible hacer que evolucione o que involucione. ¡No se trata de una situación caduca! ¡Siempre se puede mejorar!

Con esto no propongo lograr cosas materialmente imposibles, simplemente postulo la posibilidad de que no importa la discapacidad que llegue a ti, se trata de una condición humana y como tal, tú puedes hacer que ésta evolucione positivamente. A medida que avanza el tiempo se descubren más enfermedades que pueden ser discapacitantes; sin embargo, la ciencia médica y la tecnología avanzan y lo que ayer era imposible, hoy puede lograrse mediante el apoyo de una tecnología que antes, no existía. Quizás te puedes quedar, de repente, con la movilidad de todo tu cuerpo reducida a nada o casi nada. Evocar los momentos en que no tuviste dicho problema es definitivamente una forma de rehabilitarte. Recuerdo que cuando mi rehabilitación era simplemente un buen deseo, muchas personas, doctores y terapistas, me recomendaban que me mentalice. Eso hice y continúo haciendo, visionarme como quiero estar. Considero que dicha acción contribuye para que uno se habitúe mentalmente a realizar acciones que dada la discapacidad no puede realizar. Pienso que este ejercicio mental es positivo y forma parte de la rehabilitación integral de toda persona con discapacidad; sin embargo, uno debe complementar la evocación a la situación ideal con el trabajo concienzudo, inteligente y enfocado a superar la discapacidad que toque en suerte. Todos o casi todos estamos expuestos a atravesar una situación de discapacidad a lo largo de nuestras vidas.

La educación y la capacitación son además de una forma de integración y de rehabilitación, la mejor herramienta para generar el cambio social, a medida que se cuente con un mayor bagaje académico y se esté capacitado para realizar una mayor cantidad de actividades laborales, cualquier tipo de discapacidad pasa a un segundo plano.

No sólo en el plano físico sino también en el campo mental y anímico, el deporte es definitivamente una forma ideal de integración social y de rehabilitación. Conocí hace algunos años al padre de una amiga quien sufrió un derrame cerebral. Lo conocí justamente por ese motivo, a fin de conversar e intercambiar ideas, y coincidimos en que la práctica de deportes es fundamental para su rehabilitación integral. Me los encontré hace dos semanas. ¡Quedé impresionado! De aquel señor que caminaba con bastón debido al derrame, poco queda, incluso le pregunté si hacía pesas pues se había logrado rehabilitar mucho gracias al deporte. No es excusa contar con una discapacidad severa para no realizar actividades deportivas, hoy la práctica de deportes paraolímpicos es cada vez más factible.

Cualquier expresión de arte es subjetiva, nada está bien o mal, en el arte nadie puede ser objetivo. He sido testigo de cómo discapacidades profundas encontraban integración social a través de la danza o el teatro. Soy un convencido del poder rehabilitador e integrador de la actividad artística.

El trabajo tiene un doble efecto en muchas personas con discapacidad, genera integración social y rehabilitación integral. También nos otorga dignidad, sentimientos de responsabilidad, pertenencia y compromiso.

Finalmente, las herramientas presentadas son canales que pueden servir para que determinada discapacidad evolucione favorablemente a una deficiencia. Todos somos de una u otra forma, deficientes en alguna actividad. Nadie es perfecto, hay que trabajar para que la discapacidad no involucione a una minusvalía. ¡Es posible superar la discapacidad!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Adrián FrayssinetAdrián Frayssinet

Adrián Frayssinet

Especialista en temas de integración social de personas con discapacidad

Estudió métodos de integración social de personas con discapacidad en Bélgica y, también, diplomado por la ULB en cooperación al desarrollo y en Integración Europea por la Universidad de Saint Louis en Bruselas. Fundó la ONG Integrar – Perú, institución encargada de la inserción social y la rehabilitación integral de personas con discapacidad. Asimismo, es coordinador en los proyectos especiales de ONG Prisma y publicó “Forzando un Milagro”, relato autobiográfico en donde busca se comprenda que es posible superar una discapacidad.

Comentarios