¿Cómo ahorrar dinero mientras cuidas el planeta?

10 consejos que ayudarán a cuidar tus finanzas y tu entorno

Posteado por: Karina Lerner Heilbraun , 07/05/2019

El ahorro de recursos es una meta que todos debemos tener en agenda. Al contrario de lo que muchos pensamos, ser ecoamigables no es nada costoso. Por ello, he recopilado 10 consejos que todos podemos y debemos aplicar.

  1. Utilizar una olla a presión para cocinar ahorra en promedio un 70% de energía, además de tiempo y dinero.

  2. 5 minutos antes que terminemos de preparar los alimentos, apaguemos el fuego y utilicemos el residuo del calor para cocinar. Con la pasta inclusive es más sencillo que con otras comidas. Una vez que el agua con los fideos hayan hervido por cinco minutos, tapen la olla, apaguen la hornilla y permitan que se sigan sancochando hasta que estén al dente.

  3. Lunes de lentejas y jueves de otras menestras. No sólo la carne es costosa, sino que tampoco es excelente para el planeta. Un gran porcentaje de la deforestación se debe a la crianza de vacas, y la producción de carne resulta en más emisiones de carbono que cualquier otra proteína. No tenemos que ser vegetarianos, pero aprender a preparar algunos platos que lo sean nos ahorrará mucho dinero, disminuirá la contaminación ambiental y las visitas al cardiólogo. Una recomendacion es que compres verduras y frutas de la estación, son más baratas, sabrosas y frescas. Una vez que las pesen, devuelve la bolsa plástica y no compres aquellas que estén pre empacadas. También aprendamos a preparar platos que no necesiten de fuego para cocinarse como el ceviche, ensaladas frescas, entre otros son platos nutritivos, ricos y que ahorran el consumo de energía.

  4. Muchos de los electrodomésticos utilizan más energía de la necesaria porque no están correctamente limpios y esto se traduce en un mayor impacto ambiental y un recibo más abultado a fin de mes. Cuidemos las bobinas de la refrigeradora limpiando la parte de atrás e inferior de la misma, así como el filtro de la aspiradora. Además, aunque el auto no es un electrodoméstico, ten siempre las llantas bien infladas y la maletera vacía, esto ahorra combustible.

  5. Ayuno de compras. El siguiente mes prueba comprar o gastar sólo en lo que es estrictamente necesario. Antes de adquirir algo piensa cuánto realmente lo necesitas. Si la respuesta es que no es imprescindible, entonces déjalo. Esto nos permite ser conscientes de nuestros hábitos de compra, lo que nos ahorrará mucho dinero y reducirá, considerablemente, nuestra huella ambiental.

  6. Acostumbrémonos a lavar las frutas y verduras utilizando un contenedor grande, en lugar de hacerlo bajo el chorro de agua del caño. Además de cuidar el consumo de agua, podemos reutilizarla para regar nuestras plantas -aprovechemos en hacerlo a primera hora de la mañana o en la noche para evitar desperdicio de agua por la evaporación- o limpiar los pisos. El mismo caso con el agua donde hemos hervido los camotes, papas o pasta, pero revisen que no contenga sal.

  7. Hay varias maneras de ahorrar dinero mientras lavamos y secamos la ropa y casi todas son ecoamigables. Utilicemos menos detergente en cada ciclo de lavado, cambiemos el agua caliente por fría, sequemos la ropa en un tendal en vez de en la secadora. Además, no toda la ropa necesita suavizante, lavar a 30° en lugar de 60° ahorra alrededor de 40% de energía. Nunca pongas poca ropa en cada ciclo, sino acumula la ropa sucia y luego júntala para hacer una sola carga, esto ahorra energía y agua.

  8. Cambiemos el auto y el taxi por las bicicletas, scooters, skates o, simplemente, caminemos tramos relativamente cortos. Esto ahorra dinero, energía y nos brinda salud física y paz mental. Cuando podamos, compartamos el carro con amigos o colegas que vivan cerca o con los que estemos yendo al mismo lugar (carpool). No olvides que manejar más despacio y eficientemente ahorra combustible.

  9. Tomemos vacaciones cerca de casa. Esto no sólo permite promover el turismo interno y conocer los maravillosos lugares que el Perú ofrece, sino que ahorra dinero, genera orgullo e identificación positiva con nuestro país, además de reducir el impacto ambiental.

  10. En verano, tratemos de vestirnos apropiadamente para la estación. La ropa fresca permite que utilicemos menos aire acondicionado o ventilador.

Ser responsables con nuestras finanzas, mientras cuidamos el entorno que nos rodea, es sin duda un win-win. No olvides compartir en los comentarios más ideas que se sumen a la lista.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Karina Lerner HeilbraunKarina Lerner Heilbraun

Karina Lerner Heilbraun

Consultora en RSE

Es docente de Desarrollo y Responsabilidad Social en la Pontificia Universidad Católica del Perú y consultora en Lerner & Lerner. Ha laborado en Profuturo AFP como jefa del área de Responsabilidad Social Empresarial. Cuenta con un máster en gobernabilidad y gestión pública.

Comentarios