¿Cómo encontrar la oportunidad en la crisis?

Aprende a evaluar las situaciones desde otra perspectiva

Posteado por: Adrián Frayssinet , 16/04/2019

En estos tiempos de Facebook o WhatsApp, muchos se esfuerzan por mostrar una felicidad perpetua y toda actividad que se realiza, a través de las redes. Tremendo error. La vida es la oportunidad que tenemos para ser felices y las licencias para la melancolía son sólo temporales. Pero, ¿felicidad perpetua? todo sería extremadamente monótono, sin posibilidad de cambio.

Desde la discapacidad, puedo decir que ésta es definitivamente la pérdida de alguna facultad o capacidad, pero quiero enfatizar que la posibilidad de cambio existe. Derrotados están los que quieren.

¿Se han sentido perdidos alguna vez, sin encontrarle sentido a la vida? ¿Se han visto por momentos atrapados en situaciones sin salida o recurrentes? Alguna vez estuve en la sala de mi casa desde el mediodía hasta el atardecer, pensando en mil opciones para cambiar mi situación. ¿Para qué buscar soluciones fuera de ti, si puedes encontrar todas las respuestas que buscas en ti mismo? Pienso que es posible superar las crisis, que llegarán inexorablemente a la vida de cada uno. A continuación algunas ideas que podrían servirles:

¡Sí puedo o podré, debo seguir! Repite siempre una afirmación positiva respecto de tu realidad. El cambio es posible y comienza en ti.

Buscar evitar los vicios, en la sociedad actual las tentaciones al abandono están por todos lados. Pienso que hay que entregarse a actividades positivas y constructivas, como capacitarse en algún tema, practicar deporte, trabajar o realizar actividades artísticas.

Las formas que aconsejo muy modestamente, tienen la doble capacidad de generar inserción social para toda PCD y permiten que la rehabilitación integral sea óptima. Hace algún tiempo ayudé a otra PCD en su inserción laboral y el efecto positivo sorprendente fue la mejoría enorme de su dicción.

Acudir a personas expertas que puedan aconsejar sobre la base de conocimiento certificado, no empíricos. Cuando una situación de discapacidad entra en la vida de una persona, es sencillamente impresionante la cantidad de personas que se ponen a aconsejar. Definitivamente todo problema relacionado a la discapacidad genera cuestionamientos tremendos, en mi caso, muchas veces me hice estas preguntas: ¿Podré vivir, recuperarme, estudiar y trabajar? Esas dudas han sido resueltas en mi caso, pero pienso que tuve la suerte de encontrar la oportunidad dentro de la crisis.

En occidente, crisis es una palabra relacionada exclusivamente a lo negativo, a que te va mal. En idioma chino crisis es WEI JI, y es formado por dos ideogramas, WEI que significa peligro y JI, oportunidad.

Personalmente, pienso que debemos tener una mentalidad abierta. Definitivamente, hay cosas que perdí el día de mi accidente, sin embargo, hoy puedo decir que también hay cosas que gané. ¿Por qué limitarte a lo que pierdes? ¿Acaso así no te mentalizas a una derrota?

Definitivamente hay que ser realista y no fijarse metas ilusorias. Centrarse en lo negativo no es positivo ni constructivo. Establecer objetivos secundarios de corto plazo puede ser una solución, pero quedarse en la letanía del yo no puedo o el hubiera es simplemente nefasto.

Cada persona interpreta sus problemas de forma distinta, nadie da igual valoración a sus capacidades. Una vez compartí horas de terapia física con otras personas, inmovilizadas como yo por accidentes de tránsito o problemas cardiovasculares. Las prioridades de cada uno eran distintas. Algunos, querían caminar independientemente, otros caminar con bastón o muletas. Ese clima es perfectible pero, crea tolerancia y enseña que la vida siempre continúa aunque no sea exactamente como tú quieres que sea. Yo propongo ser proactivo siempre, estoy convencido de que ninguna dificultad se resuelve sentado “cruzado de brazos”.

Si se ponen todas las ganas para salir de la crisis, para vencer, por más profunda que sea, podrá enriquecernos y hacernos más fuertes. No olvides que todo depende de ti.

Finalmente pienso que ésa es la forma en que se debe afrontar la vida. Tomar cada crisis como un aprendizaje, cambiar la perspectiva que se tiene sobre ellas. Recibirlas como una nueva oportunidad que te da la vida.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Adrián FrayssinetAdrián Frayssinet

Adrián Frayssinet

Especialista en temas de integración social de personas con discapacidad

Estudió métodos de integración social de personas con discapacidad en Bélgica y, también, diplomado por la ULB en cooperación al desarrollo y en Integración Europea por la Universidad de Saint Louis en Bruselas. Fundó la ONG Integrar – Perú, institución encargada de la inserción social y la rehabilitación integral de personas con discapacidad. Asimismo, es coordinador en los proyectos especiales de ONG Prisma y publicó “Forzando un Milagro”, relato autobiográfico en donde busca se comprenda que es posible superar una discapacidad.

Comentarios