¿En qué Fondo me conviene estar? – Parte 1

Conoce la composición de cada tipo de Fondo en la AFP

Posteado por: José García Puntriano , 18/10/2018

Uno de mis amigos de toda la vida se llama Lalo, a quien cariñosamente le decimos "cabezón", y con quien después de tiempo pude conversar. Como sucede cada vez que nos encontramos, hablamos de nuestras familias, nuestros trabajos, de nuestras vidas y cómo esta va pasando. Como siempre, también, quedamos en volver a vernos y en encontrarnos más seguido con los amigos de siempre.

Lalo vive en Huancayo y trabaja en una empresa constructora. Él se encarga de monitorear y reordenar todo el funcionamiento operativo y logístico de la constructora. Ganó experiencia en estos temas al trabajar durante algunos años en una empresa que brinda servicios de almacén, la cual queda cerca al puerto del Callao.

Durante todos los años que ha trabajado, Lalo ha aportado a su AFP. Él sabe en cuál se encuentra afiliado, pero no recuerda en qué tipo de fondo está: si es en el fondo tipo uno, dos o tres. Tampoco sabía que hay un cuarto tipo de fondo de reciente creación, llamado fondo tipo cero.

Cuando le comenté que él podía escoger libremente a cuál de los cuatro fondos existentes en cada AFP debían ir sus aportes para construir el fondo para su pensión, me preguntó: "¿En qué fondo me conviene estar?". Esa tarde le comenté a mi amigo Lalo lo siguiente:

Seguridad y Rentabilidad

El primer concepto que debes tener presente es que el dinero que aportas a tu AFP va a una cuenta personal (a tu nombre) de exclusiva propiedad. Tu dinero no va a una bolsa común desde la que se pagan pensiones a los jubilados, sino que, estando a tu nombre, es invertido en una serie de instrumentos financieros en el mercado de valores, buscando obtener la máxima rentabilidad posible, pero cuidando intensamente el riesgo que se asume en cada inversión. En otras palabras, se invierte buscando seguridad y rentabilidad.

Renta Variable y Renta Fija

El segundo concepto que debes tomar en cuenta al evaluar la elección del tipo de fondo en el que efectuarás tus aportes, es que los principales instrumentos financieros en los que se encuentra invertido tu fondo de pensiones pueden agruparse en dos grandes grupos de instrumentos: instrumentos de renta variable e instrumentos de renta fija.

Los instrumentos de renta variable corresponden mayormente a acciones de empresas que cotizan en las principales bolsas de valores a nivel mundial. Entre las empresas en las que eres accionista, según el fondo en el cual estés, se encuentran importantes firmas a nivel nacional, estando tus inversiones diversificadas entre distintos sectores de la economía tales como: industrial, bancario, minero, de energía, de construcción, entre otros. Adicionalmente eres accionista (a través de la inversión realizada por tu AFP en índices bursátiles) de grandes empresas a nivel mundial como Apple, Microsoft, Amazon, Facebook, Toyota, Sony, Samsung, Adidas, Honda, Bayer, entre otras.

Como accionista de estas empresas te beneficias con el crecimiento y utilidades que reparten; también con el alza que las cotizaciones de sus precios han mostrado en las bolsas de valores en horizontes de largo plazo, aunque en el camino se registran alzas y bajas en el día a día, de acuerdo a las naturales variaciones continuas en los datos económicos y las noticias de cada jornada.

En cuanto a los instrumentos de renta fija, estos corresponden principalmente a bonos de importantes empresas. Estos bonos representan derechos sobre el cobro de deudas e intereses, en otras palabras, se tratan de préstamos efectuados que se benefician periódicamente con el cobro de intereses.

Los bonos, al igual que las acciones, se negocian y cotizan en las bolsas de valores y en mercados especializados, pero a diferencia de las acciones, los precios de los bonos no suelen variar demasiado, pues fluctúan en torno al valor nominal de la deuda original, variando hacia arriba o hacia abajo en función de los cambios en las tasas de interés en los mercados financieros.

Composición de los distintos tipos de fondos en las AFP

Existen cuatro tipos de fondo en los que puedes colocar tu dinero en tu AFP. Debes elegir uno de ellos para acumular en él todos los aportes obligatorios que efectúes ahorrando para tu pensión.

La principal diferencia entre estos cuatro tipos de fondo es cuánto tienen invertido en instrumentos de renta variable, es decir, en acciones o en valores similares.

Empecemos con el fondo tipo tres, el cual es el fondo que más porcentaje de acciones suele tener en su composición, pues cuenta con la opción de invertir hasta 80% de su portafolio en instrumentos de renta variable.

Dado que los instrumentos de renta variable suelen mostrar una mayor intensidad de variación de precios que los instrumentos de renta fija, el fondo tipo tres muestra una mayor variabilidad también en sus índices de rentabilidad, pero a la vez muestra un mayor crecimiento en el largo plazo, tal como lo hacen los instrumentos de renta variable. En otras palabras, el fondo tipo tres es el que más ha crecido en el largo plazo, pero en el camino es el que más variabilidad de rentabilidad ha mostrado.

Por su parte, el fondo tipo dos puede invertir hasta 45% de su portafolio en instrumentos de renta variable, habiendo mostrado en el largo plazo un buen crecimiento, aunque algo menor que el del fondo tipo tres, pero también ha mostrado menos variabilidad de rentabilidad que la que ha tenido el fondo tres.

Estas características de menor rentabilidad en el largo plazo, pero con menor variabilidad de la rentabilidad, se acentúan en el caso del fondo tipo uno, el cual puede invertir únicamente hasta 10% de su portafolio en instrumentos de renta variable, habiendo mostrado en el largo plazo un crecimiento más moderado, pero con menor variabilidad. En otras palabras, más lento, pero más seguro.

Finalmente, el fondo tipo cero no invierte en instrumentos de renta variable, concentrándose exclusivamente en inversiones de renta fija con plazos cortos. Si bien este fondo no muestra las mayores perspectivas de crecimiento con respecto a las que muestran los otros fondos, es el que más se concentra en la preservación del capital, haciendo de él un fondo muy estable.

Mi amigo Lalo me escuchaba atentamente, e inclusive tomaba nota en una libretita lo que le decía. Me decía que le estaba aclarando muchas dudas respecto a la diferencia entre los distintos tipos de fondo y las inversiones que estos efectúan.

En mi próxima publicación les seguiré contando lo que conversé con mi amigo, ya sabiendo él en qué consiste cada uno de los cuatro fondos, cuál de ellos le recomendé y por qué razones.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

José García PuntrianoJosé García Puntriano

José García Puntriano

Especialista en Mercados de Capitales y AFP

Experto en inversiones y sistemas de pensiones, tema por el que ha sido diplomado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Es autor del libro "Más y Mejores Pensiones", en el que propone una reforma integral del sistema previsional peruano. José tiene una amplia trayectoria profesional en finanzas, gestión de portafolios y mercados de capitales. Es docente universitario, conferencista y escritor de artículos en revistas financieras. Cuenta con maestrías en dirección de empresas por la Universidad de Madrid y por la UPC, es economista por la Universidad de Lima y ha realizado estudios de especialización y seminarios en prestigiosas instituciones financieras en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia y Holanda.

Comentarios