La importancia de las pausas y la postura al manejar

Pon en práctica estos tips para cuidar tu cuerpo

Posteado por: Roly Jara Espinoza , 07/03/2019

En esta época es muy común que muchos de nosotros decidamos salir de la rutina y visitemos lugares donde podamos relajarnos y disfrutar en familia o con los amigos. Cuando nos vamos de viaje podemos pasar de 3 a 4 horas conduciendo hasta llegar a nuestro destino.

Diariamente, al ir a nuestro trabajo y al regresar a casa solemos completar 4 horas en total solamente conduciendo nuestro vehículo. El tiempo puede incrementarse debido al tráfico de nuestra ciudad.

Sin embargo, ¿hemos considerado cómo podría influir la actividad de conducir un auto en nuestra salud y seguridad? Pues, en este espacio reflexionaremos sobre algunos aspectos importantes:

  • Tomar tiempos y pausas: Hacerlo cada 2 horas es lo más conveniente, no sólo es necesario descansar durante el viaje, sino que es recomendable aprovechar para estirar las piernas. Nuestro cuerpo va perdiendo facultades por el cansancio y la conducción y, sobre todo en vías rápidas, puede resultar monótono y generar fatiga.

    Actualmente muchos modelos de vehículos de alta gama tienen incorporado un “detector de fatiga” que detecta, por medio de una cámara, la distancia entre el párpado superior e inferior, y el número y frecuencia de parpadeos. También, calcula los signos de disminución de concentración al momento de realizar maniobras bruscas, los cuales combina con otros datos tales como, la hora del día, la velocidad del vehículo y el comportamiento de los ojos, arrojando un “índice de fatiga”. Tan pronto como se excede un valor predefinido, el sistema avisa al conductor mediante una señal visual, audible o táctil.

  • Revisar la postura que adoptas al sentarte frente al volante: Hoy en día los automóviles no sólo son diseñados tomando en cuenta la estética, sino también la ergonomía. Los equipos, las dimensiones y el diseño son fabricados de tal forma que la persona que los utilice pueda sentirse cómoda y segura. Los asientos son regulables en profundidad e inclinación, por ejemplo. En la siguiente imagen podemos observar la postura adecuada al conducir nuestro vehículo:

La posición estática de la columna, por largas horas, causa deshidratación en la misma y genera que los discos intervertebrales pierdan su forma, lo que provoca altas tensiones en la parte posterior del disco. Es por ello, que es importante realizar pausas e hidratarse.

Recordemos que una buena colocación no sólo previene dolores musculares, sino que también es clave para acceder a los mandos con rapidez y actuar ante cualquier imprevisto.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Roly Jara EspinozaRoly Jara Espinoza

Roly Jara Espinoza

Jefe de Salud y Bienestar en Scotiabank

Médico especialista en Medicina Ocupacional y Medio Ambiente, auditor médico con maestría en Salud Ocupacional y Medio Ambiente, maestría de Medicina Ocupacional, diplomado internacional en Gestión de Salud y Seguridad en empresas. Certificado como Conservacionista Auditivo por The Council for Accreditation in Occupational Hearing Conservation (CAOHC). Homologado en España, con experiencias académicas y laborales en Colombia, Brasil y Argentina. Miembro activo de la International Commission on Occupational Health (ICOH).

Comentarios