Mascarillas antipolución

El complemento perfecto de las bicicletas y scooters

Posteado por: Roly Jara Espinoza , 20/05/2019

En la actualidad, es habitual ver a compañeros y amigos que usan, como medio de transporte en la ciudad, las bicicletas y es, definitivamente, una actividad física saludable que a la vez cuida el medio ambiente.

Nuestra sociedad en este milenio está tomando en consideración un tema que ha sido relegado por mucho tiempo, principalmente luego de la revolución industrial; este es, el cuidado del ecosistema. Es de vital importancia y resulta casi obvio el reconocer que el estado de nuestra salud se encuentra estrechamente relacionado con el ambiente que nos rodea.

Al salir de nuestros hogares o espacios de trabajo quedamos frente a frente con la realidad de nuestra ciudad: automóviles, motocicletas, buses, humo y polvo. Conscientes de esta realidad es que se ha propuesto como hábito saludable, no sólo para nosotros sino también para nuestro planeta, el uso de otros medios de transporte urbano que reemplacen a los motorizados o de combustión. Es ahí donde las bicicletas recobraron el protagonismo y los scooters captaron el interés.

Si bien es cierto que el uso de bicicletas favorece la actividad física aeróbica, la oxigenación de nuestras células y capacidad respiratoria, así como evitar el sedentarismo y reducir el uso de autos, hay un factor poco tomado en consideración: La polución.

El aire que respiramos, mientras realizamos actividades físicas al aire libre, se encuentra contaminado con diversas sustancias, gases y partículas. Podemos hallar monóxido de carbono, monóxido de nitrógeno, dióxido de carbono, dióxido de azufre, metano, así como residuos de construcción (fibra de vidrio, polvo de cemento, ladrillo, concreto, etc.).

Entonces es válido preguntarnos: ¿Es rentable, en términos de salud, realizar este tipo de actividades al aire libre? Algunas fuentes sostienen que un ciclista o un transeúnte respiran aire 9 veces más contaminado que una persona dentro de un auto. Un ciclista realizando un recorrido cerca de los autos recibe 5 veces más contaminación que un peatón en la vereda.

Sin embargo, tenemos una alternativa relativamente emergente ante esta problemática: Las mascarillas antipolución. Se trata de una mascarilla con filtro descartable para cierto período de tiempo (aproximadamente de 3 a 5 meses, dependiendo del uso y de la marca). Son verdaderamente efectivas, aíslan completamente nariz y boca permitiendo la entrada de aire únicamente a través del filtro, el cual es capaz de retener el 99.9% de micropartículas, polvo, vapores y gases tóxicos.

Existen también las mascarillas antipolución inteligentes, realmente lo innovador no es su diseño, sino su filtro inteligente. En primer lugar, la máscara está compuesta de tres capas que retienen las partículas más nocivas del aire. En el lado derecho se instala una salida pensada para colocar una válvula inteligente. Aparte de servir como escape, esta parte se conecta a tu Smartphone para advertirte si los niveles de polución son tan altos como para ponerte máscara. También nos avisará cuando es necesario cambiar la válvula interna para que el gadget funcione correctamente. Otra función interesante es su historial, que te recuerda cuánta polución ha impedido que respiraras en sus días de servicio.

Es importante que sepamos que los contaminantes se dividen en dos grandes grupos. En el primero se encuentran los gases y vapores, producidos por vehículos con motor de combustión como carros, motos, camiones y buses; y en el segundo grupo están el polvo y micropartículas sólidas como el polen, bacterias, residuos industriales y de la construcción. Para cada uno de estos grupos existe un tipo de filtración especial, el filtro de carbón activado dinámico es mejor filtrando gases y vapores de combustibles, mientras que el filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air​) es mejor filtrando el polvo, y las micropartículas sólidas que producen alergias.

El uso de mascarillas antipolución podría ser una buena opción para contribuir con la conservación del medio ambiente y, al mismo tiempo, cuidar de nuestra salud respiratoria; más aún cuando en el año 2016 la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró a la ciudad de Lima como la 2da ciudad más contaminada de América Latina.

Finalmente, recordemos que este pasado 24 de abril se promulgó en el diario El Peruano la ley N° 30636 “Ley que promueve y regula el uso de la bicicleta como medio de transporte sostenible", que tiene como objetivo establecer medidas de promoción y regulación del uso de la bicicleta a nivel nacional como medio de transporte sostenible y a favor de la preservación del ambiente.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Roly Jara EspinozaRoly Jara Espinoza

Roly Jara Espinoza

Jefe de Salud y Bienestar en Scotiabank

Médico especialista en Medicina Ocupacional y Medio Ambiente, auditor médico con maestría en Salud Ocupacional y Medio Ambiente, maestría de Medicina Ocupacional, diplomado internacional en Gestión de Salud y Seguridad en empresas. Certificado como Conservacionista Auditivo por The Council for Accreditation in Occupational Hearing Conservation (CAOHC). Homologado en España, con experiencias académicas y laborales en Colombia, Brasil y Argentina. Miembro activo de la International Commission on Occupational Health (ICOH).

Comentarios