¿Sabes que tienes un seguro de invalidez? - Parte 3

Infórmate sobre cómo opera este beneficio y su importancia

Posteado por: José García Puntriano , 05/04/2019

Esta es la tercera parte de la serie de artículos sobre invalidez, puedes consultar las dos primeras en ¿Sabes que tienes un seguro de invalidez? Parte 1 y Parte 2.

¿Cuál es el monto de la pensión de invalidez?

La pensión de invalidez será el 50% o el 70% del promedio de remuneraciones mensuales sobre las que el afiliado efectuó sus aportes a la AFP durante los cuatro años anteriores a la ocurrencia del siniestro. Es decir, la pensión de invalidez será la mitad del sueldo que tenía o el 70% de este.

Para determinar si es la mitad o el 70%, la Ley establece que se toma como referencia el grado de invalidez que dictamine el comité de médicos evaluadores, el cual puede encontrarse en una de estas tres posibles categorías:

1) Disminución de la capacidad de trabajo menor a 50%, en este caso no aplica la cobertura del seguro de invalidez.

2) Disminución de la capacidad de trabajo de entre 50% y 66.6%, en este caso corresponderá una pensión equivalente al 50% del promedio de las remuneraciones efectivamente percibidas durante los 48 meses anteriores al siniestro y actualizadas de acuerdo al factor de inflación.

3) Disminución de la capacidad de trabajo mayor a 66.6%, en este caso la pensión equivaldrá al 70% del promedio de las 48 últimas remuneraciones actualizadas.

Existe además un tope de la remuneración que se considera para los cálculos, hoy (marzo de 2019) este tope se encuentra en S/ 9 526.35 mensuales.

¿Por qué es importante contar con la cobertura del seguro de invalidez?

La finalidad central del sistema de pensiones es brindar al afiliado un mecanismo para que, a lo largo de su vida laboral, pueda aportar mensualmente parte de sus ingresos con el objetivo de acumular un fondo que pueda utilizar durante su vejez a través de una pensión de jubilación.

Pero ¿qué sucede si en algún momento durante la etapa laboral el afiliado sufre una enfermedad o accidente que le imposibilite continuar trabajando normalmente?

Es muy probable que el fondo que haya acumulado, hasta el momento de la enfermedad o accidente, no sea suficiente para cubrir una pensión adecuada, pues tal vez recién haya empezado a aportar o se encuentre a mitad de su vida laboral o un poco más avanzado, pero en todo caso aún no ha completado su ciclo de ahorro proyectado, con lo cual su fondo de pensiones aún no habrá crecido lo suficiente.

Por otro lado, probablemente sea significativa la cantidad de dinero que necesite para financiar su pensión a partir del momento de la enfermedad o accidente, pues no estaría empezando a cobrar su pensión recién a los 65 años como estaba proyectado, sino que lo estaría haciendo antes, es decir desde el momento de su enfermedad o accidente. En otras palabras, se necesita mucho más dinero para financiar una pensión de por vida desde por ejemplo los 35 años de edad, que la cantidad de dinero que se necesita para pagar la misma pensión recién a partir de los 65 años de edad.

Es decir, el afiliado que sufre una invalidez no sólo no ha tenido el tiempo de acumular el fondo previsto para financiar su pensión, sino que necesita que ese fondo sea incluso más grande que el que tenía que acumular inicialmente, pues cobrará su pensión desde antes de la edad prevista.

Tiene poco y necesita mucho, aquí es donde viene el gran beneficio de contar con el seguro de invalidez vinculado a los aportes a la AFP.

¿Cómo opera el beneficio del seguro de invalidez?

En primer lugar se efectúa el cálculo de cuánto dinero necesita tener el fondo del afiliado para que pueda cubrir el pago de una pensión de por vida, no solamente hasta la muerte del afiliado sino hasta la del último de sus beneficiarios (en el caso de sus hijos estudiantes hasta que cumplan 28 años). Esta pensión debe ser por el monto de 50% o 70% de la remuneración que tenía el afiliado.

Una vez efectuado el cálculo acerca del monto necesario que debe tener el fondo de pensiones del afiliado para poder financiar su pensión de jubilación, se verifica cuál es el monto del fondo que efectivamente tiene acumulado el afiliado en su cuenta previsional, incluyendo la rentabilidad que haya obtenido y, si los tuviese, los aportes voluntarios que el afiliado desee incluir en la pensión así como el valor efectivo de su bono de reconocimiento si corresponde.

La diferencia entre lo que el afiliado tiene y lo que necesita es aportada por las compañías de seguros que cubren el riesgo de invalidez en el sistema de AFP mediante un depósito de dinero en efectivo en la cuenta del afiliado en la AFP a fin de que este pueda obtener la pensión que le corresponda.

Líneas arriba hemos mencionado que muy probablemente sea grande la diferencia entre lo que el afiliado tiene y lo que necesita, de hecho no es inusual que el aporte que reciben los afiliados por parte de las compañías de seguro bordeen en promedio el cuarto de millón de soles; y si el afiliado con cobertura que sufre una invalidez es joven, tiene beneficiarios y gozaba de una buena remuneración, el aporte que recibirá en su cuenta será mucho mayor, a veces superando el millón de soles. Así de importante puede ser este beneficio.

Líneas arriba mencionamos que la pensión promedio que actualmente reciben los afiliados con cobertura del seguro que sufren una invalidez supera los S/ 1800 mensuales, estos pensionistas se han beneficiado del aporte de las compañías de seguros a sus cuentas en la AFP. Pero existen también afiliados que sufrieron un accidente o enfermedad que les generó invalidez y que, lamentablemente, no cumplieron con los requisitos para tener la cobertura del seguro, no recibiendo por lo tanto el aporte en sus cuentas por parte de las compañías de seguros, con lo que su pensión únicamente se financió con los recursos con los que contaba el afiliado en su fondo al momento de producirse la invalidez, actualmente la pensión de invalidez promedio para los afiliados sin cobertura es de, aproximadamente, S/ 340 mensuales.

¿Qué debo hacer para contar con la cobertura de este seguro?

En el artículo, ¿Sabes que tienes un seguro de invalidez? - Parte 2 mencioné que cuentas con la cobertura de este seguro si aún no te has jubilado, eres menor de 65 años y durante los ocho meses anteriores a la ocurrencia del siniestro has realizado al menos cuatro aportes a tu cuenta de AFP efectuados en las fechas que correspondió hacerlo. Estos aportes deben haber incluido el pago de la prima de seguro y haber sido hechos por un monto mayor o igual a una remuneración mínima vital (RMV).

Si no has efectuado al menos cuatro aportes en los ocho meses anteriores al siniestro, entonces no cuentas con la cobertura de este seguro.

Si eres independiente y aportas por tu cuenta, mantén la regularidad de tus aportes, hazlos en las fechas oportunas incluyendo el pago de la prima de seguros y sobre una remuneración igual o mayor a la RMV. Si eres dependiente verifica que tu empleador esté, efectivamente, aportando a tu cuenta en la AFP cumpliendo los requisitos mencionados.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

José García PuntrianoJosé García Puntriano

José García Puntriano

Especialista en Mercados de Capitales y AFP

Experto en inversiones y sistemas de pensiones, tema por el que ha sido diplomado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Es autor del libro "Más y Mejores Pensiones", en el que propone una reforma integral del sistema previsional peruano. José tiene una amplia trayectoria profesional en finanzas, gestión de portafolios y mercados de capitales. Es docente universitario, conferencista y escritor de artículos en revistas financieras. Cuenta con maestrías en dirección de empresas por la Universidad de Madrid y por la UPC, es economista por la Universidad de Lima y ha realizado estudios de especialización y seminarios en prestigiosas instituciones financieras en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia y Holanda.

Comentarios