¿Verificas que tus aportes lleguen a tu AFP?

Conoce la importancia de realizar este seguimiento

Posteado por: José García Puntriano , 02/09/2019

Hace unos años el escritor norteamericano Spencer Johnson publicó el bestseller: ¿Quién se ha llevado mi queso?, en él narra la historia de cuatro personajes que viven en un laberinto y se surten diariamente de queso que encuentran en un depósito.

Dos de los personajes, los ratones «Sniff» y «Scurry», se mantienen al tanto de cómo va variando el stock de queso en el depósito, mientras que los otros dos personajes, los enanitos «Hem» y «Haw» se mantienen despreocupados acerca de la cantidad de queso que hay almacenado.

El libro no solamente se convirtió en un bestseller a nivel mundial con millones de copias vendidas, sino que logró gran fama en el mundo de los negocios gracias a las lecciones que brinda en torno a la importancia de mantenerse informado así como a la de estar preparado y actuar correctamente frente al cambio y lo imprevisto.

En la narración, los ratones rápidamente detectan que algo anda mal, el queso que consumen nunca es repuesto, por lo que llegan a la conclusión que en un tiempo no habrá queso para alimentarse. Deciden tomar acción y adentrarse en el desconocido laberinto en el que viven en busca de nuevo queso, los enanitos en cambio no se preocupan por verificar cuánto queso hay en el depósito, suponiendo que ahí estará cada vez que lo necesiten, hasta el día en el que se dan con la desagradable sorpresa que en el depósito no hay queso.

En la vida real, y específicamente en el tema de las AFP, lamentablemente se da el caso de muchos afiliados que, de manera similar a los enanitos del libro que no se informan sobre el stock de queso, no verifican cuál es el saldo y movimientos en sus cuentas en la AFP. Además, de forma similar al caso de los enanitos, un día, generalmente cuando están por jubilarse, se dan con la ingrata sorpresa que en sus cuentas en la AFP no hay saldo o hay mucho menos de lo que creían que había sido aportado en sus cuentas, porque la retención que les hicieron sus empleadores nunca fue depositada en sus cuentas de AFP.

Y estos casos no son pocos ni inusuales, se calcula que hay más de dos mil millones de soles que han sido retenidos a los trabajadores y no han sido depositados en sus cuentas en la AFP, afectando a más de un millón y medio de afiliados.

Las consecuencias para el afiliado pueden ser graves, pues no solamente se perjudican por tener un menor monto ahorrado para su pensión, sino además porque el dinero no aportado no puede ganar rentabilidad, todo lo cual lleva a una menor pensión, y lo que puede ser peor aún, si el afiliado sufre una enfermedad o accidente, podría no tener cobertura del seguro de invalidez, y si falleciese sus beneficiarios podrían verse sin la cobertura del seguro de sobrevivencia.

¿Por qué se da el caso de aportes previsionales que son retenidos por el empleador, figuran como descuento en la boleta de pago del trabajador y sin embargo no son depositados en la cuenta en la AFP?

Uno de los casos, lamentablemente bastante común, es que el empleador se apropia indebidamente del dinero de su o sus trabajadores, dinero que es parte de la remuneración del trabajador, dinero que le pertenece totalmente al trabajador y que está destinado a financiar su pensión.

Algunas veces es el propio dueño o el gerente de la empresa quien comete u ordena cometer este deshonesto acto, otras veces la retención del dinero de los trabajadores y su correspondiente abono en sus cuentas en las AFP está a cargo del responsable del área de recursos humanos, del responsable del área de finanzas o del contador de la empresa, quienes son los que deciden la indebida apropiación permanente o temporal del dinero del trabajador.

Pero no siempre la mala fe es el motivo por el cual el dinero del trabajador no llega a su cuenta en su AFP, pues algunas veces puede deberse a errores por parte de quien elabora las planillas.

Hay casos en que el trabajador está afiliado a una AFP y sin embargo su aporte previsional es depositado en la ONP, también hay veces que el dinero se destina hacia la AFP pero el abono no procede por errores en el número de RUC de la empresa donde labora el trabajador o en el número del código del sistema previsional del trabajador.

A veces estos datos pueden estar correctos y se efectúa el depósito en la cuenta del trabajador en la AFP pero con un monto errado, generalmente incompleto, con un faltante con respecto al descuento que figura en la boleta de pago del trabajador.

Sea cual fuese el caso, es responsabilidad de la empresa el retener y abonar de manera correcta y oportuna el dinero perteneciente al trabajador y destinado a financiar su pensión de jubilación, pero también es responsabilidad del trabajador el verificar que lo que le están descontando esté efectivamente ingresando a su cuenta en la AFP.

En mi siguiente publicación en este blog explicaré de qué forma puede el afiliado verificar si su empleador está depositando en la AFP lo que le corresponde o no y también qué se puede hacer si se está dando o se ha dado el caso que lo retenido no ha ingresado a la cuenta del trabajador.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

José García PuntrianoJosé García Puntriano

José García Puntriano

Especialista en Mercados de Capitales y AFP

Experto en inversiones y sistemas de pensiones, tema por el que ha sido diplomado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Es autor del libro "Más y Mejores Pensiones", en el que propone una reforma integral del sistema previsional peruano. José tiene una amplia trayectoria profesional en finanzas, gestión de portafolios y mercados de capitales. Es docente universitario, conferencista y escritor de artículos en revistas financieras. Cuenta con maestrías en dirección de empresas por la Universidad de Madrid y por la UPC, es economista por la Universidad de Lima y ha realizado estudios de especialización y seminarios en prestigiosas instituciones financieras en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia y Holanda.

Comentarios