¿Verificas que tus aportes lleguen a tu AFP? - Parte 2

Conoce qué hacer si no se están registrando tus aportes

Posteado por: José García Puntriano , 03/10/2019

En el anterior artículo a partir de una analogía, entre las situaciones vividas por los personajes del famoso libro ¿Quién se ha llevado mi queso? de Spencer Johnson y las situaciones reales vividas por no pocos afiliados a las AFP, pudimos apreciar que se da de manera muy frecuente el hecho que muchos empleadores descuentan a sus trabajadores los montos correspondientes a sus aportaciones a las AFP pero que no los depositan debidamente en las cuentas del afiliado, llegando a perjudicarlos no solamente con una menor pensión que la que le correspondería, sino además generándole la posibilidad de que pierda la cobertura de los seguros tanto para casos de invalidez como de fallecimiento.

¿Es tu caso como el de más de un millón de afiliados que tienen problemas de este tipo?, ¿Están siendo depositados en tu cuenta AFP los descuentos para tu ahorro previsional que figuran en tu boleta de pago?, ¿Cómo puede uno saber si está ocurriendo esto o no?

Lo primero que debes hacer es tener a la mano tus boletas mensuales de pago o remuneraciones y fijarte en ellas cuál es el monto retenido por tu empleador por concepto de aporte a tu fondo de pensiones (el cual debe ser 10% de tu remuneración si estás en régimen general de planillas) y por concepto de prima del seguro de invalidez, sobrevivencia y gastos de sepelio (actualmente 1.35% de tu remuneración, considerando un rango de remuneración mínima de 930 soles y máxima de 9,639 soles). Puedes consultar los aportes y primas vigentes en el siguiente enlace.

Una vez que tengas identificadas esas cifras debes consultar tu estado de cuenta mensual o cuatrimestral que te envía tu AFP para poder constatar que hayan ingresado a tu cuenta.

Puedes acceder a tu estado de cuenta a través de la página web de tu AFP o a través de su aplicación para teléfonos móviles. También, puedes encontrarlo en tu bandeja de correo electrónico si es que te has suscrito al servicio gratuito de envío de estado de cuenta por email.

Si no puedes acceder a estas opciones o no te llega tu estado de cuenta, comunícate con tu AFP para actualizar tus datos. Dicha comunicación puede ser telefónica o acercándote a cualquiera de sus agencias, además puedes aprovechar la comunicación para solicitar que te envíen tu estado de cuenta por correo electrónico.

En tu estado de cuenta debes buscar la sección de aportes del periodo, en esta sección se detallan los meses al que corresponde cada aporte recibido en tu cuenta AFP y el monto aportado. Debes fijarte que coincidan con los de tus boletas de pago.

¿Y si no figuran los aportes o no coinciden?

Lo primero que debes tener presente es que la acreditación de tus aportes, es decir que figuren en tu estado de cuenta, puede tardar hasta dos meses.

Si los aportes que te faltan son más antiguos podría tratarse de un error involuntario por parte de tu empleador. En el artículo anterior sobre este tema vimos que con frecuencia se da el caso de aportes enviados indebidamente a la ONP o que no procedieron en la AFP por errores en los datos de la planilla.

Por ello, si identificas aportes retenidos hace más de dos meses que no figuran en tu estado de cuenta, el primer paso es hablar con tu empleador para averiguar qué pasó.

Si por error enviaron tu aporte a la ONP, tu empleador debe solicitar a dicha institución la devolución del aporte indebido, el cual procederá siempre y cuando no hayan pasado más de cuatro años. Paralelamente a este trámite (e independientemente de la devolución por parte de la ONP), tu empleador debe efectuar el depósito en tu cuenta AFP como debió ser, considerando además el pago de intereses moratorios de acuerdo a las tasas establecidas para el Sistema Privado de Pensiones.

Si se trató de un error en los datos de la planilla, tu empleador debe comunicarse con tu AFP y realizar el trámite de rectificación de datos y efectuar los abonos que estén faltando si se da el caso.

Si no fue un error y tu empleador retuvo tu dinero y no lo aportó en tu cuenta, debes solicitar que lo haga pues es tu derecho.

Si no es posible llegar a un acuerdo con tu empleador puedes acudir a tu AFP portando tus boletas de pago en las que figuren los descuentos no abonados.

La AFP se comunicará con tu empleador e iniciará un proceso de cobranza administrativa, en la cual le solicitará a tu empleador que efectúe en tu cuenta los aportes que corresponden.

Transcurridos 30 días hábiles, si lo anterior no procede, la AFP iniciará un proceso de cobranza judicial.

Tanto el proceso administrativo como el de cobranza judicial no tendrán costo para ti, pues es un servicio gratuito que las AFP te brindan.

Es preciso resaltar que un proceso de cobranza judicial puede tardar años en resolverse debido a los cuellos de botella que actualmente sufre nuestro poder judicial, inclusive se dan casos en los que el poder judicial ha decretado una sentencia ordenando al empleador que pague lo adeudado a su trabajador, pero aún así la empresa no paga pues cerró o cambió de nombre y de RUC. Por ello, para evitar llegar hasta este punto debes revisar periódicamente tu estado de cuenta y estar atento que lo que te descuenten en la boleta efectivamente sea abonado en tu cuenta AFP y puedas mantenerte informado y actuar rápidamente si fuese necesario.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

José García PuntrianoJosé García Puntriano

José García Puntriano

Especialista en Mercados de Capitales y AFP

Experto en inversiones y sistemas de pensiones, tema por el que ha sido diplomado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Es autor del libro "Más y Mejores Pensiones", en el que propone una reforma integral del sistema previsional peruano. José tiene una amplia trayectoria profesional en finanzas, gestión de portafolios y mercados de capitales. Es docente universitario, conferencista y escritor de artículos en revistas financieras. Cuenta con maestrías en dirección de empresas por la Universidad de Madrid y por la UPC, es economista por la Universidad de Lima y ha realizado estudios de especialización y seminarios en prestigiosas instituciones financieras en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia y Holanda.

Comentarios