Viñak: el paraíso a 5 horas de Lima

Anímate a salir de la rutina un fin de semana

Posteado por: Joanna Boloña , 29/01/2019

Hay muchísimos lugares que tengo pendientes en nuestro querido Perú. De hecho mi lista es bastante larga, pero hay ciertos lugares mágicos que se vuelven tendencia en tu cabeza y cada tanto dices “tengo que ir, tengo que ir”. En este recientemente terminado 2018 tenía como destino obligatorio Viñak, un destino mágico que siempre tenía en mente, pero entre una cosa y otra se estaba terminando el año y no lo lograba. Creo firmemente que cuando tienes algo en tu radar no hay forma que se te pase. Es así como los últimos días del año (por trabajo) en el itinerario de la semana de actividades con ESPN y PromPerú, me di con la grata sorpresa que Viñak era nuestro último stop en el TOUR con PromPerú, no podía más con la felicidad. Mi destino soñado había llegado a mi.

Viñak es un destino hermoso. Tú escoges si vas por un plan en familia, en pareja para relajarte y ver las estrellas, o también en plan sola. Este es tu destino para escapar de la rutina y desconectarte por completo sin alejarte mucho de Lima, el hermoso paisaje te permitirá alucinar que estás en el paraíso sin viajar muchos kms.

Empezamos la marcha hacia Viñak que se encuentra a 5 horas, aproximadamente, de Lima, en la sierra de Lunahuaná. Nosotros salimos de Lima a las 5:00 am, y si eres de los que gusta tomar un buen desayuno y tienes una debilidad por el pan con chicharrón, para en Sarita o en Doña Paulina. ¡Sus chicharrones son buenazos!. Luego sigue tu camino hasta Cañete, seguido de Lunahuaná y San Jerónimo. En San Jerónimo doblas a la derecha y empiezas a subir la trocha (que demora de dos a tres horas, son más o menos 40 km de trocha) depende que tan caña brava seas. Nosotros nos transportamos en una van, es un camino lleno de curvas, subidas, bajadas y bastante vértigo. Aconsejo ser cuidadoso e ir en tu camioneta solo si dominas este tipo de terrenos. Sino, puedes coordinar con el mismo lodge (Refugio Viñak Perú), para que te recojan de tu casa y te lleven (en una van) al hotel.

Mi recomendación es quedarse mínimo 4 días para poder disfrutar de todo el hermoso paisaje, es un destino realmente maravilloso donde el tiempo parece detenerse entre las montañas, y lo mejor, un lugar muy especial a pocas horas de Lima. Recuerden que es altura, ya que está a 3200 m.s.n.m y siempre el proceso de adaptarse a la altura es complicado (al menos para mi). Una vez instalados descansen una hora para aclimatarse y luego salgan a explorar el refugio. Es un lugar alucinante, desde que entras y ves el paisaje entenderás por qué. Las instalaciones han sido pensadas con una sola premisa descanso/relax: chimeneas, fogatas, piscinas termales, habitaciones bonitas con calefacción y todas las comodidades que deseas para hacer de tu estancia inolvidable.

Les recuerdo llevar una buena casaca, lentes, sombrero, protector solar, lipstick, chalinas, chullos y zapatillas de trek, lo indispensable para no pasar frío y estar equipados si quieren hacer largas caminatas y disfrutar así del paisaje.

La comida del hotel es realmente rica, cada día hay una propuesta de menú y en mi estadía de tres días comí delicioso. Ojo, también hacen pachamanca que es la especialidad del refugio Viñak. ¡Deben probarla sí o sí!.

El refugio Viñak te arma los planes, tú escoges aventura o puro relax, en nuestro caso apostamos por un día full aventura: empezamos con un paseo a caballo, luego fuimos a montar bici y finalmente terminamos haciendo trekking. No tienen idea lo bonito que es pasear a caballo, el andar lento te permite observar con detenimiento el paisaje, así todo relajado y respirando aire puro. Por la noche, una fogata bajo las estrellas con marshmallows y todo. Terminas super relajado para ir a dormir tranquilo. Algo que me encantó fue la piscina de agua temperada lista para un súper engreimiento y para que hagas uso de ella a la hora que prefieras. Te recomiendo meterte de noche, quizá el frío pueda desanimarte un poco pero una vez que lo logras, te sentirás en otro planeta, el agua calentita contrarresta el frío que puedas tener. Es una sensación agradable de relax total, y si a eso le sumas el cielo estrellado es increíble.

Otra de las actividades que puedes realizar es pasear por el río y los alrededores, viendo un poco la vegetación del lugar y tomando las fotos respectivas para tus redes sociales. ¡El cielo de Viñak merece sí o sí una fotito, es otra cosa!.

Además, el refugio ofrece caminatas a los pueblos cercanos como Esmeralda, Tambopata, si son de los que no pueden estar un rato quietos. Los numerosos planes que tienen para ofrecerles hará que cada segundo cuente. Particularmente deseaba desconectarme y relajarme, no quería exigir mucho al cuerpo ya que estaba cerrando el año, haciendo mi balance general del 2018. Lo que necesitaba era relajarme y aquí lo conseguí. Les recomiendo Viñak al 1000%, ya me contarán cuando vayan. Bueno gente, hasta aquí mi columna del mes, espero que la hayan disfrutado. Pronto seguiré compartiendo con ustedes una nueva aventura.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a Piensa Pro Futuro Newsletter y entérate siempre de las nuevas publicaciones.

Autor

Joanna BoloñaJoanna Boloña

Joanna Boloña

Administradora y Marketera de la UPC

Reconocida conductora a cargo de SPORT ELEGANTE, un programa de entretenimiento deportivo. Estuvo 4 años como conductora radial en Studio 92. Se considera una Sport Lover y adicta a los viajes porque siempre recuerda que el dinero se recupera y el tiempo no.

Comentarios